Hacen 3.300 horas extras para ayudar a un compañero a cuidar de su hijo enfermo

Esta historia de solidaridad nos llega desde Alemania, donde unos 700 trabajadores han trabajado duro para que un compañero pueda tener más días libres

0
1096

El ser humano no tiene límites, ni para mal ni para bien, como es afortunadamente en este caso. Porque sí, estamos ante una historia de solidaridad y compañerismo que ha tenido lugar en Alemania, pero aplaudimos desde aquí porque el resultado es que el protagonista tendrá más tiempo para cuidar a su hijo.

Andreas Graf perdió a su mujer por una enfermedad en 2015 y en ese mismo año se le diagnosticó leucemia a su pequeño hijo, de solo tres años. El mundo se venía encima de Graf, viudo y con un niño gravemente enfermo.

Agotó sus vacaciones y días libres para ocuparse del niño, pero el límite llegó y temía perder su puesto de trabajo en una fábrica.

Sin embargo, la jefa de recursos humanos tuvo una idea y se puso de inmediato manos a la obra. Reunió a los casi 700 trabajadores compañeros de Graf y les hizo una propuesta: si cada uno aportaba cuatro o cinco horas extra de trabajo al viudo él podría tener más días libres.

Dicho y hecho, todos aceptaron sin dudarlo, sellaron el acuerdo y en apenas dos semanas acumularon 3.265 horas ¡todo un récord! Esto se ha traducido en un año completo para dedicarse completamente al cuidado del niño, que, por fortuna, mejora.

“Sin esta ayuda habría perdido mi trabajo, me quedé sin palabras, solo podía llorar”, explicó Graf, que difícilmente encontrará unos compañeros como estos en el futuro ¡Bravo!

Hacen 3.300 horas extras para ayudar a un compañero a cuidar de su hijo enfermo
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta