Cualidades de quienes hacen todo por sí mismos y que debes aprender

Quieren demostrar que son capaces de prescindir de muchas cosas que pueden comprar fácilmente para hacerlas ellas mismos

0
224

¿Has tenido la oportunidad de conocer alguna de estas personas que hacen todo por ellas mismas? Quieren demostrar que son capaces de prescindir de muchas cosas que pueden comprar fácilmente para hacerlas ellas mismos, que no parece que necesitaran ni los micro préstamos baratos de gratis (små billig lån gratis), ni mucho menos una tarjeta de crédito, sino que más bien andan por aquí y por allá tratando de conseguir lo que necesitan. Pueden convertir chatarra en herramientas útiles, reparar lo que está roto o mejorar lo que ya funciona. Es muy típico conseguirlos en los sótanos y garajes, incluso hasta en la noche. Reparadores por excelencia, casi siempre excéntricos y expertos en reciclar y reusar.

Hay mucho que aprender de ellos para dejar de comprar absolutamente todo, de modo que cuando un objeto se averíe, podamos repararlo sin necesidad de reemplazarlo por uno nuevo. ¿Qué cualidades debemos aprender?

Ignorar lo convencional

 De seguro esta es la cualidad más difícil de aprender porque vivimos en un mundo al que le encanta las apariencias: lo más lujoso, lo más ‘trendy’, lo más popular del momento. Quien logra ir contra la corriente de la moda e ignorar lo convencional, entonces es muy probable que pueda destacar haciendo cosas por sí mismo. Es mucho más sencillo desarrollar la creatividad y el ingenio que lograr ignorar lo que nos ofrece el mundo y que no nos importen las miradas sorprendidas o extrañadas de las demás personas.

Visión

 Es la visión y la perspectiva que hace que todo se materialice. La visión le da forma a todo lo que nos rodea para darle un nuevo uso a lo que el mundo desecha. Es la visión la que nos permite ver mucho más allá de lo que aparece a simple vista, de imaginar cómo un objeto con una función determinada puede desempeñar otra totalmente diferente.

Inspiración

En estas cualidades, la visión se encarga de descubrir en qué se puede convertir algo, pero la inspiración busca cómo podemos lograrlo, cuál es el proceso. El único propósito de los fanáticos en construir todo por sí mismos, es que el producto final funcione, sin importar que éste no sea particularmente atractivo a la vista, o no se adapte a los estándares de la sociedad. Aquí lo importante es que funcione y que sea bonito gracias a la autenticidad y a la creatividad invertida.

Independencia

Mientras que salir de compras es una actividad muy social —pues interactuamos con otros, preguntamos precios, pedimos opiniones, entre otros— hacer las cosas por su cuenta, como construir, reparar y crear, son actividades más solitarias e independientes.

Tolerar la suciedad

Salimos de compras y todo está hecho, alguien ha realizado ese trabajo sucio por ti, para que tú simplemente pagues y te lo lleves a casa. Sin embargo, para ser quien construye el producto habrá que estar en contacto con muchos otros elementos: polvo, grasa, pintura, y básicamente, cualquier otra cosa.

Pienso que hacer todo por uno mismo, más que una decisión, también es un talento con el que se nace. No obstante, no está demás aprender a construir y a reparar por cuenta propia para no siempre depender de otro, de gastar tanto dinero, de aumentar la deuda de la tarjeta de crédito o, incluso, de solicitar los nuevos créditos por sms en Dinamarca (nye sms lån DK), de manera tal que se pueda ahorrar mucho dinero.

Cualidades de quienes hacen todo por sí mismos y que debes aprender
Valora este artículo

Dejar respuesta