La rehabilitación del siglo XXI ya llegó: el exoesqueleto inteligente

0
980
ITESM

Un equipo de expertos del Instituto de Tecnología de Monterrey (ITESM), en México, han desarrollado un exoesqueleto que funciona con inteligencia artificial y se compone de varias partes independientes para la rehabilitación de zonas específicas del cuerpo, como las articulaciones, a través de la realidad aumentada. El dispositivo adquiere movimiento con señales del cerebro o los músculos y las traduce simultáneamente de forma no invasiva.

En un reportaje de Europa Press, el doctor Ernesto Rodríguez Leal, profesor en el ITESM, explicó que el dispositivo puede adquirir movimiento mediante una cinta colocada en la cabeza que contiene electrodos que son responsables de recibir y calcular las señales electroencefalográficas emitidas por el cerebro y electromiográficas generadas por los músculos. Estos impulsos eléctricos pasan a un microprocesador que hace la tarea de ordenar y traducir las señales para mover el dispositivo utilizando algoritmos de inteligencia artificial.

Este investigador explica que, además de servir de apoyo a las personas con alguna lesión o parálisis y ayudarles a moverse, el exoesqueleto contiene un visor de realidad aumentada que presenta espacios tridimensionales que se atravesarán en la rutina de rehabilitación.

El exoesqueleto consta de enlaces rígido de aluminio y fibra de carbono con engranajes y motores de corriente continua, cuya función es convertir la energía eléctrica en mecánica y aplicarla sobre las articulaciones según la necesidad del paciente. A su vez, el dispositivo tiene sensores llamados acelerómetros que son los que determinan la posición de cada enlace para indicar y determinan los algoritmos de control de cada coordinación motora.

Este investigador hizo hincapié en que el traje robótico está patentado y diseñado para ayudar a personas mayores o con problemas de movilidad a levantarse, moverse, sentarse y mantener el equilibrio. Cabe señalar que los candidatos a usar el exoesqueleto son previamente preparados, de modo que el ordenador puede identificar y clasificar sus señales cerebrales.

La rehabilitación del siglo XXI ya llegó: el exoesqueleto inteligente
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta