5 recomendaciones para construir tu propio gimnasio en casa con bajo presupuesto

Es necesario dedicarle algunas horas de nuestro tiempo a la semana para mantener nuestro organismo saludable y podemos hacerlo desde nuestro propio gimnasio

0
515

Realizar ejercicio forma parte del equilibrio perfecto entre el cuerpo y la mente. Es por ello que es necesario dedicarle algunas horas de nuestro tiempo a la semana para mantener nuestro organismo saludable. Según la OMS: “Se ha observado que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial (6% de las muertes registradas en todo el mundo). Además, se estima que la inactividad física es la causa principal de aproximadamente un 21%-25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes.”

Como ya sabemos una rutina diaria consume tiempo y esto provoca que dejemos de lado nuestro cuerpo, y nos enfoquemos solo en el trabajo u hogar. Ir al gimnasio no es una de las prioridades para muchos, ya sea por pereza o una agenda muy apretada.

Sin embargo, existen múltiples maneras para ejercitarte y brindarle bienestar al cuerpo. No es necesario que te apuntes a un gimnasio ni a clases de zumba, si cuentas con un pequeño espacio disponible en casa puedes empezar a construir tu propio gimnasio.

Tener uno, es mucho más fácil de lo que crees. No se necesita gastar  mucho dinero, lo importante es tener un objetivo claro y saber qué resultados quieres lograr, de esta forma podrás comprar el material e instrumentos necesarios para empezar.

A continuación, te daremos algunas recomendaciones con las que podrás diseñar un gimnasio en tu hogar.

1.Encontrar y acondicionar un lugar de tu casa.

Lo más importante es que elijas un lugar amplio y con el suficiente espacio para moverte con libertad. Procura además que este espacio sea solo para esta actividad y no debas mover cosas cada vez que quieras ejercitarte. Por otro lado, es necesario que haya buena ventilación y una altura suficiente para tu tamaño corporal.

2.Compra solo los instrumentos necesarios

Uno de los primeros elementos que debes adquirir para entrenar en casa es una colchoneta. Lo mejor es tener una cómoda y antideslizante, para evitar algún tipo de lesión. De igual manera con ella, puedes hacer ejercicios para fortalecer la espalda y las piernas.

Las cuerdas para saltar son una excelente opción para realizar entrenamiento de cardio además de ser sencillo y pequeño para poder emplear en un gimnasio casero.

Para el trabajo de fuerza te recomendamos comprar mancuernas y pesas, estos artículos deportivos son funcionales y versátiles. Es decir, puedes incluirlos en todo tipo de rutina, tanto en la zona superior como inferior del cuerpo.

Si tu objetivo es incrementar la masa muscular, elige las mancuernas con peso ajustable. Eso sí, ten en cuenta que al realizar ejercicios de sentadillas, press banca o peso muerto con carga elevada; estás expuesto a sufrir lesiones. Para esto, existen elementos que mejoran la postura al entrenar, por consiguiente evitan alteraciones. Por ejemplo, los cinturones de levantamiento protegen la zona lumbar y abdominal, además, brindan estabilidad y facilita los movimientos. Pero recalcamos, solo es necesario cuando realizas rutinas con un peso considerable.

3.Crea una rutina

La motivación es la clave para lograr un buen entrenamiento, esta será la base para animarte. Algunas personas no se comprometen de manera adecuada por el hecho de estar en casa. Establece horarios e intenta realizar el ejercicio a las mismas horas en los diferentes días de la semana, puedes ayudarte utilizando una de las muchas aplicaciones que están disponibles en la red.

4.Coloca una televisión o estéreo en la habitación

En la actualidad existen diversos canales en YouTube con vídeos prácticos para realizar tus rutinas de ejercicios. De igual forma, la música es el estimulante perfecto cuando estás trabajando tu cuerpo ya que te motivará a tener sesiones más largas de entrenamiento.

5.Constrúyelo paso a paso

Lo ideal es comenzar por lo más sencillo y de menos costo, esa será la clave para ir ampliándolo poco a poco. Cuando menos te des cuenta contarás con lo que necesitas para ya no salir de casa y que se adecue a tus prioridades físicas.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta