El 80% de los españoles, inseguros al publicar sobre su vida privada en redes

EP – Las redes sociales se han convertido en un escaparate a la vida de muchas personas. Los internautas dedican varias horas al día a este tipo de plataformas, pero -pese a ello- 8 de cada 10 españoles se muestran inseguros al publicar determinada información en ellas, tal y como refleja un estudio desarrollado por Sondea.

Concretamente, un 82,4 por ciento de los encuestados se siente incómodo cuando publica en redes sociales contenido relativo a su localización durante un viaje; un 81 por ciento se encuentra en la misma situación cuando sube fotos de niños y bebés; y, para un 80,6 por ciento, comentar lo que hace a lo largo del día no le resulta seguro.

Otros aspectos que generan intranquilidad a los españoles son hablar con gente que no es conocida (73 por ciento), y tener activado el GPS y la localización (60 por ciento), lo que permite conocer la ubicación del usuario.

PISTAS A LOS LADRONES

«La información que publicamos en redes sociales sobre las rutas que hacemos o el lugar en el que estamos puede dar pistas a los ladrones, ya que valoran rutinas y detalles para poder saber cuándo es más accesible una vivienda» detalla Laura Gonzalvo, directora de Comunicación y RSC de Securitas Direct.

«Estos canales son un potente amplificador de nuestra vida privada, que incluye información de gran valor, como detalles de nuestro hogar e, incluso, una lista detallada de objetos de valor que poseemos», añade Gonzalvo, que insiste en que anunciar que iremos quince días a la playa pone en evidencia que se dejará la vivienda vacía.

Pese a que estos son los contenidos que los encuestados manifiestan como más delicados, también son los más comunes en estas plataformas, a pesar del riesgo que puede suponer, según pone de manifiesto el informe.

TEMOR AL USO MALICIOSO DE LOS DATOS

El uso que hacen de nuestros datos en las redes sociales y el hecho de que puedan acceder a nuestro móvil a través de ellas también es motivo de preocupación para el 22,5 por ciento de los encuestados. También inquieta al 17,5 por ciento sentirse vigilado. Otras cuestiones que generan intranquilidad son el engaño (8,2 por ciento), el sentimiento de acoso (6,9 por ciento) o el sentimiento de haber sido coaccionado (2,8 por ciento).

Estos problemas pueden amplificarse de una forma radical si los usuarios son demasiado jóvenes, o disponen de acceso a las redes sociales demasiado pronto. A pesar de que plataformas como Instagram o Tik Tok cuentan con un límite de edad de uso por debajo de los 16 o 14 años, la mayoría de los encuestados considera que la edad idónea sería 18 años o más (34,6 por ciento).

Por su parte, un 33,3 por ciento de los encuestados cree que los 16 años debería ser el mínimo de edad y sólo 19,5 por ciento considera que con menos de 15 años se debería poder acceder a las redes sociales y que es más que suficiente para poder gestionar los perfiles.