A falta de pan, buenas son tortas: un cerdito mama de una vaca

Un pequeño cerdito tiene que ir dando brincos para mamar de una enorme vaca. El hambre aprieta y, aunque se lleva hasta una patada, lo consigue

0
1381

Cuando el hambre aprieta, a falta de pan, buenas son tortas… Y si no, que se lo digan a este cerdito, que no tiene ningún miedo a la enorme vaca de la que intenta mamar. Se ha hecho famoso, con un vídeo que en pocos días supera los dos millones y medio de reproducciones en Facebook.

En las imágenes, este tierno lechón tiene que ir dando botes para alcanzar la teta de la vaca, con pocos resultados. Se lleva hasta una patada el pobre… pero insiste, porque el hambre le debe apretar.

Al final, lo consigue… Y es que está claro que «el que no llora, no mama».

image_pdfimage_print

Dejar respuesta