El aceite de orujo de oliva disminuye la obesidad en los ratones

El aceite de orujo de oliva disminuye la obesidad en ratones, según ha confirmado un estudio llevado a cabo por investigadores

0
1187
ratones
Ratones de laboratorio

El aceite de orujo de oliva disminuye la obesidad en ratones, según ha confirmado un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Internacional de Catalunya (UIC) y de la Universidad de Sevilla.

El trabajo ha confirmado que el aceite de orujo de oliva rico en compuestos triterpénicos (POCTA), introducido en la dieta, produce una disminución significativa de la obesidad y las complicaciones vasculares e inflamatorias en ratones obesos.

Además, dado que el POCTA fue obtenido a partir de un subproducto del aceite de oliva, el orujo, considerado como producto de desecho industrial, el estudio contribuye a aumentar su valor biológico y nutricional como alimento funcional y fuente de compuestos bioactivos y ácidos triterpénicos, como el ácido oleanólico.

Para llevar a cabo esta investigación, los científicos hicieron una comparativa durante 10 semanas en ratones con dos tipos de dietas, una alta en grasas saturadas, la llamada grasa ‘perjudicial’, y otra, con el mismo aporte calórico, pero con aceite de orujo de oliva.

Trascurridas las 10 semanas, observaron una disminución de alrededor del 30 % del peso de los ratones alimentados con POCTA respecto al grupo que se siguió alimentando con la dieta alta en grasa.

Según los investigadores, este estudio demuestra por primera vez que el POCTA no solo reduce el peso corporal de animales obesos, sino que disminuye la grasa corporal (tejido adiposo), la inflamación hepática y mejora la resistencia a la insulina y la disfunción vascular asociadas con la obesidad.

Sin embargo, los investigadores puntualizan que antes de poder establecer el potencial terapéutico de estas moléculas, se tienen que hacer ensayos clínicos controlados para poder llegar a conclusiones sobre su acción y repercusión en la salud en humanos.

«A diferencia de otros tipos de aceites, como el de coco o el de palma, el aceite obtenido del orujo de la aceituna, producto olvidado en los últimos años, ha demostrado ser una fuente de moléculas bioactivas con gran potencial terapéutico sobre la obesidad y las disfunciones metabólicas desarrolladas con el Síndrome Metabólico», según ha destacado la investigadora de la UIC Rosalía Rodríguez.

El aceite de orujo y sus triterpenos ya demostró efectos beneficiosos en patologías cardiovasculares como la hipertensión arterial, según estudios previos hechos también por Rodríguez.

«Los resultados de este estudio abren una nueva línea de investigación en el marco de la dieta mediterránea y en el manejo terapéutico de la obesidad y sus complicaciones», ha concluido la investigadora.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta