Un acusado de violencia de género se cambia de sexo durante el juicio

Según su abogado, la condición de mujer es de nacimiento, por lo que los hechos no serían violencia de género y eso derivaría en una sentencia menos dura

0
8029

Un hombre que está siendo juzgado por violencia de género se ha cambiado de sexo durante el proceso judicial, que ya dura seis años. Pero claro, este hecho no solo es anecdótico, sino que puede cambiar incluso la sentencia porque ¿se considera machista la violencia ejercida sobre la víctima si el acusado también se siente mujer?

Estamos ante un hecho sin precedentes en este tipo de casos porque el acusado ya dispone incluso de un carné de identidad con su identidad femenina. Además, su proceso de cambio físico está muy avanzado. Es decir, que comenzó el juicio siendo un hombre, pero ahora el tribunal deberá dictar sentencia contra una mujer.

La pareja protagonista de este insólito hecho tiene entre cuarenta y cincuenta años y dos hijos pequeños. Él es bombero y ella administrativa, pero su relación no era precisamente idílica. De hecho, ella pidió el divorcio harta de las «vejaciones e insultos» a las que la sometía su exmarido, con el que comparte la custodia de los niños.

Ahora, según explica el abogado del acusado en El Correo, «no se puede aplicar la legislación de violencia de género porque tiene diagnosticada una disforia de género». Y claro, como los casos de violencia de género se refieren a delitos de «hombre contra mujer», ¿qué ocurrirá ahora? La tesis que defiende el abogado defensor es que los hechos denunciados «no pueden considerarse violencia de género».

«Su condición de mujer es desde el nacimiento, lo que serviría para no aplicarle la ley como si fuera un hombre cuando se cometieron los presuntos hechos», en otras palabras, que el cambio de sexo realizado durante el proceso judicial podría derivar en una sentencia menos dura.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta