Adele Edwards, la mujer adicta a comer sofás

La gente "normal" come palomitas o golosinas mientras disfruta de una película, pero Adele se hartaba de espuma de sofás

1
2625

¿Qué habrá sido de Adele la mujer que comía sofás? Esta historia no es nueva, pero no deja de sorprendernos y nos preguntamos dónde estará esta señora con una alimentación tan peculiar.

Adele Edwards, residente en Florida, se dio a conocer en un programa televisivo que documentaba extrañas enfermedades y adicciones, aunque pocas resultaron más extrañas que esta. Resulta que esta señora no podía parar de comer el relleno de los sofás.

La gente «normal» come palomitas o golosinas mientras disfruta de una película, pero Adele se hartaba de espuma de sofás. No se sabe si empezó dando pellizquitos a uno de ellos mientras veía la tele, el caso es que cuando se quiso dar cuenta estaba totalmente enganchada.

Adele comenzó a comer este material cuando tenía diez años y dos décadas después ha perdido la cuenta de lo que ha tragado. Eso sí, cuando apareció en el programa aseguró haberse zampado siete sofás y dos butacas… ¡solo en el año anterior!

De este trastorno alimentario conocido como Pica ya hablamos al recordar la historia del ciudadano indio que come tres kilos de piedras diarios y la de una chica que se había tragado un kilo de su propio pelo.

La dieta de Adele era más blanda que la del indio, pero no por ello menos dañina. A ella le relajaba comer relleno de sofás, así que siempre llevaba un bote con cierta cantidad. De esta forma, comía por el camino si se retrasaba al regresar a casa o incluso conduciendo. Claro está que esta conducta le hacía pasar algo de vergüenza, así que hasta que no se hizo famosa a través del programa televisivo solía esconderse para comer.

Tras pasar por el hospital debido a bloqueos estomacales aseguró que haría todo lo posible por dejar su adicción, pero no era tarea fácil. Ojalá lo haya conseguido.

image_pdfimage_print

1 Comentario

Dejar respuesta