Adicto a comer ladrillos, un indio se zampa tres kilos al día

Pakkirappa Hunagundi sufre pica, un trastorno de la ingestión y de la conducta alimentaria que le hace ingerir piedras, grava e incluso lodo sin parar

0
1905
article-2595087-1cc2c3a300000578-835_634x423
¡Y si los come sin empanar ni nada!

El señor del vídeo que incluye este artículo come ladrillos y poco más hay que decir ante semejante caso, pero vamos a explicarlo un poco porque es de lo más curioso.

El indio Pakkirappa Hunagundi sufre pica, un trastorno de la ingestión y de la conducta alimentaria. Según estudios epidemiológicos, la pica se considera anómala a partir de los 18-24 meses de edad, aunque esta enfermedad es común en embarazadas y se caracteriza por la aparición de antojos que consisten en la ingestión compulsiva de cosas no comestibles como polvo, tiza y yeso, que ingieren para suplir las carencias de calcio.

Pues bien, el señor Hunagundi, que tiene 32 años, comenzó a comer ladrillos cuando tenía diez, aunque asegura que esto no ha afectado lo más mínimo a su sistema digestivo. El problema es que si le dan a elegir entre un filete y un ladrillo siempre elegirá el ladrillo, no puede evitarlo y puede saltarse algunas comidas ‘normales’, pero no dejar de comer al menos tres kilos diarios de piedras, grava e incluso lodo.

Ahora utiliza esta extraña adicción como si se tratase de una habilidad circense para ganar algo de dinero, pero lo cierto es que dejar de comer este tipo de cosas está fuera de su alcance por más que lo intente.

Así las cosas, si tienes que tirar un tabique podrías llamar a este señor, que seguro que lo hace con gusto dando un par de mordiscos a lo que para él es un suculento manjar.

article-2595087-1cc2c59b00000578-958_634x423

image_pdfimage_print

Dejar respuesta