La aerolínea vende más billetes de la cuenta y expulsa a la fuerza a un pasajero

Seguro que conoces la polémica que se ha generado en torno a la aerolínea United Airlines, algo que pone en entredicho las prácticas de estas empresas

0
1479

Seguro que conoces ya la polémica que se ha generado en torno a United Airlines, algo que ha perjudicado a dicha compañía y ha puesto en entredicho numerosas prácticas de todas estas empresas de transporte.

Varios vídeos grabados por pasajeros del vuelo 3411, que iba a partir del aeropuerto O’Hare de Chicago (Illinois) con destino a Louisville (Kentucky), reflejaron cómo un hombre de mediana edad y rasgos asiáticos gritaba mientras un policía, acompañado por otros dos agentes, lo levantaba de su asiento y lo arrastraba por el pasillo.

Según se ha sabido, una vez completo el vuelo y con los pasajeros ubicados, la aerolínea reparó en que necesitaba cuatro asientos para trasladar a miembros de su tripulación. Al haberse vendido todos los billetes, no había sitio, así que se ofreció una compensación económica a los voluntarios que aceptaran quedarse en tierra hasta el siguiente vuelo.

Pero ninguno de los pasajeros aceptó esas condiciones y, por increíble que parezca, se designó a suertes a quienes deberían bajarse. Sí, tal y como lo lees. Una vez designados, una pareja se bajó muy molesta, pero sin violencia, un caso totalmente distinto al del David Dao, que al negarse a bajar del avión fue expulsado por la fuerza.

Así que tenemos lo siguiente, resumiendo: el pasajero compra su billete, que paga religiosamente a precio de oro, pero la compañía vende más billetes de la cuenta y el cliente acaba expulsado y sangrando tras ser arrastrado y golpeado ¡una vergüenza!

 

 

 

 

Lo peor es que no es el primer caso, porque hace menos de una semana otro pasajero fue obligado a bajar bajo amenaza de ser esposado si no obedecía. Según el relato del afectado, empleados de la compañía le solicitaron que abandonase su asiento porque lo necesitaba «alguien más importante que llegó en el último momento».

«Me dijeron que tenían una lista de prioridad y que esta persona estaba en un lugar más elevado que yo», explicó el agraviado, que ya se encontraba acomodado en su asiento. «Entiendo que haya que dejar en tierra a pasajeros porque el vuelo esté lleno», reconoció, «pero a mí no me dijeron nada en la puerta de entrada, ya estaba en mi asiento y después me comunicaron que no tenía elección, me dijeron que me esposarían si se veían obligados a hacerlo».

Además, la compañía vivió otro episodio polémico recientemente cuando prohibió a dos adolescentes embarcar avión por vestir unas mallas y obligar a otra niña a cambiar su vestimenta.

Desde luego, se nos quitan las ganas de volar tras ver los abusos a los que ciertas compañías nos pueden someter y, lo que es peor, sin pagar por ello.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta