Agresión viral a una empleada del hogar en la India

Estos sucesos ponen de relieve las condiciones que sufren buena parte de los al menos cuatro millones de empleados del hogar que hay en la India

0
1077

EFE – La Policía detuvo este jueves a una mujer acusada de agredir a una empleada del hogar perteneciente a la marginada comunidad dalit o «intocable» en la India, un incidente captado en un vídeo convertido en viral en las redes sociales, reavivando el debate sobre la situación de indefensión y explotación que a menudo sufren las empleadas de este sector.

Shefali Koul, una mujer residente en la ciudad de Noida, próxima a la capital nacional, fue detenida acusada de intento de homicidio y de violencia contra un miembro de la comunidad dalit, Anita, afirmó a EFE el comisario adjunto de Policía Ram Badan Singh.

El arresto llega después de que un doctor examinase a la víctima, que trabajaba como asistenta en la residencia de Koul, y concluyese que sufrió «heridas considerables» en la oreja y la garganta.

En un vídeo captado por una cámara de seguridad, que dio rápidamente la vuelta a las redes sociales antes de ser emitido por las principales cadenas de televisión del país, se ve a la acusada arrastrando por el cuello y el brazo a la empleada del hogar, mientras ésta trata de aferrarse al marco de un ascensor.

La empleada del hogar acusó a Koul, en una entrevista con la cadena de televisión delhí NDTV, de repetidas agresiones.

«El 26 de diciembre comí un trozo de un dulce, así que me golpeó con sus zapatillas. También me amenazó con prenderme fuego y empujarme desde el tejado«, dijo Anita.

Según el periódico Indian Express, el padre de la víctima había registrado una denuncia el pasado septiembre contra la supuesta agresora, de la que afirmó haber tomado un préstamo para costear la boda de otra de sus hijas.

A cambio, Anita trabajaría como empleada del hogar para Koul y reembolsaría el préstamo con parte de su salario, aunque el padre afirmó que su hija no tenía permitido ver a la familia.

La ahora detenida negó las acusaciones, según el diario, al alegar que la familia estaba intentado chantajearla.

El caso es el último de una serie de incidentes, captados por cámaras de seguridad en la India, que muestran abusos contra empleadas del hogar y otros trabajadores domésticos como guardas de seguridad.

Estos sucesos ponen de relieve las condiciones que sufren buena parte de los al menos cuatro millones de empleados del hogar, según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que desarrollan su labor en el mercado informal sin contratos ni protección social.

La OIT ha subrayado en el pasado la compleja explotación laboral predominante en este sector, con empleados que raramente reciben un salario mínimo y que quedan atrapados en la pobreza.