Surge el amor entre un enano culturista y una transexual de dos metros

El amor no entiende de fronteras y estamos de celebración porque nos encantan los dos protagonistas de esta historia, que han superado todas las 'barreras'

0
8279
La feliz pareja durante sus vacaciones

El amor no entiende de fronteras y estamos de celebración porque nos encantan los dos protagonistas de esta historia. Se trata de Anton Kraft, un culturista capaz de levantar cuatro veces su propio peso, y China Bell, una chica de casi dos metros.

photo4La pareja llama la atención por sus físicos tan dispares. Él, de raza blanca, forzudo pero minúsculo (1’20 metros) y ella, que nació hombre, de raza negra y más de 1’90 de altura.

Anton y China demuestran que el amor está por encima de todo, sobre todo de los prejuicios malintencionados y de las burlas que su apariencia ha levantado en las redes sociales.

Ambos conviven felices en Florida y solo con ver sus sonrisas nos damos cuenta de lo insignificante que es el exterior de las personas cuando estas se enamoran.

«En este momento me siento el hombre más afortunado del mundo y quiero que ella se sienta igual», asegura Anton ¡y así lo esperamos nosotros!

anton-kraft-china-belle photo5

image_pdfimage_print

Dejar respuesta