Le amputan las garras a una leona para que los visitantes del zoo puedan jugar con ella

"Lo que hicimos fue reducir la agresividad de la leona para que pueda ser amigable con los visitantes", explicó el dueño de un zoológico

0
10331

«Lo que hicimos fue reducir la agresividad de la leona para que pueda ser amigable con los visitantes», explicó el dueño de un zoológico palestino sobre la polémica por el trato a uno de sus animales.

El caso es que sus operarios habían amputado las garras a una leona, lo que causó el tremendo enfado de asociaciones ecologistas y animalistas.

El felino, de apenas 14 meses, se llama Falestine y fue intervenido en el propio zoológico. Según parece, se le colocó sobre una mesa atado y se le arrancaron las garras sin más medidas sanitarias.

«Lamentablemente, el sufrimiento en el zoológico de Rafah no se limita a la desnutrición y las condiciones graves. A una joven leona la mutilaron las garras con una tijera de jardín, lo que equivale a cortarle el dedo a los humanos hasta el nudillo», escribieron en un vídeo las asociaciones que denunciaron el asunto.

Ahondando en el tema, especialistas explican que el comportamiento natural del animal, como agarrar comida o escalar, ahora es casi imposible porque necesita las garras y ya no las tiene. Además, dado que la amputación no se realizó en una clínica veterinaria adecuada, la probabilidad de infección es alta.

Le amputan las garras a una leona para que los visitantes del zoo puedan jugar con ella
1.2 (23.33%) 6 votos

image_pdfimage_print

Dejar respuesta