Andalucía

El PSOE suspende de militancia a Ábalos y abre la vía a su expulsión

El PSOE ha tomado esta decisión al alegar que Ábalos ha incumplido con una exigencia de la Ejecutiva Federal

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Edificio de la sede del PSOE, situado en la calle Ferraz, en Madrid. -

El PSOE ha suspendido cautelarmente de militancia al exministro José Luis Ábalos y abre la vía a expulsarlo del partido tras su decisión de mantener el acta de diputado y pasarse al grupo mixto, incumpliendo así el ultimátum de la Ejecutiva Federal para que renunciara al escaño ante el caso Koldo.

En una resolución difundida a los medios tras la rueda de prensa de Ábalos en el Congreso, la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE resuelve incoar un expediente disciplinario al exministro y suspenderlo cautelarmente de militancia, en aplicación de los estatutos del partido.

El PSOE ha tomado esta decisión al alegar que Ábalos ha incumplido con una exigencia de la Ejecutiva Federal, que el pasado lunes le dio un plazo de 24 horas para que renunciara a su escaño al considerar que tiene responsabilidad política en el caso en el que está investigado su exasesor Koldo García, por el supuesto cobro de comisiones ilegales en la compra de mascarillas durante la pandemia.

Además, el PSOE indica que ahora estudiará en profundidad el caso, con la posibilidad de llegar más lejos con las sanciones previstas si finalmente se prueban algunas de las faltas imputadas a Ábalos, con medidas como la suspensión de afiliación, la inhabilitación para cargos públicos y orgánicos por un periodo de entre 2 y 18 meses o de 18 meses a 36 meses, e incluso la expulsión del partido.

Todo ello dependerá de si el partido estima que Ábalos ha cometido una falta grave o muy grave tras incumplir con la exigencia de la Ejecutiva Federal para que entregara su acta de diputado.

En concreto, el PSOE considera que Ábalos podría haber cometido una falta grave por la "obstrucción a la labor y decisiones de los órganos del partido" y tres muy graves, entre ellas "el abandono del cargo público para el que hubiera sido designado o elegido sin la previa autorización del órgano competente" de la formación.

Asimismo, el PSOE estima que el exsecretario de Organización socialista podría haber incurrido en una falta muy grave por actuar "en contra de acuerdos adoptados por los órganos de dirección" del partido y por "menoscabar la imagen de los cargos públicos o de las instituciones socialistas".

A partir de ahora, Ábalos dispone de un plazo de cinco días para hacer llegar al instructor de su expediente en Ferraz las pruebas que estime oportunas para defenderse de estas acusaciones de su propio partido.

Por el momento, la única decisión en firme es su suspensión cautelar de militancia lo que implica, según recuerda el PSOE, que Ábalos está libre de todos los derechos y deberes como militante socialista, excepto la obligación de abonar puntualmente las cuotas y de respetar las decisiones políticas de los órganos de dirección.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN