Los animales ya no son considerados «cosas» en España

El Congreso ha dado luz verde a la nueva normativa para reconocerles su naturaleza de "seres sintientes" o seres vivos dotados de sensibilidad

0
2015
Mascotas (huoadg5888 en Pixabay).

EFE | El Congreso de los Diputados ha dado luz verde definitiva a la nueva normativa por la cual los animales dejarán de ser considerados «bienes inmuebles o cosas», para reconocerles su naturaleza de «seres sintientes» o seres vivos dotados de sensibilidad.

El texto recoge el reparto de los tiempos y las cargas de las mascotas en caso de rupturas familiares, ya sean matrimonios o parejas de hecho, y, si no hay acuerdo, fija que la decisión final será de un juez.

La diputada del grupo parlamentario socialista Sandra Guaita ha subrayado que el texto refleja «la lucha contra el maltrato y la crueldad» en general, porque «las violencias están relacionadas; aquellos que son violentos con los animales también lo son con las personas» y hay que defender «la empatía y el respeto».

Tras asegurar que España es uno de los países europeos “con mayor abandono animal” -“se abandona un perro cada 5 minutos”-, ha defendido una iniciativa que servirá para que las mascotas “no sean embargadas ni abandonadas y se tenga en cuenta su bienestar”.

Desde VOX, el diputado Ángel López Maraver ha acusado al Gobierno de “avanzar en el disparate y la necedad por humanizar al animal y deshumanizar al hombre”, con una «revisión jurídica peligrosa» que “abre las puertas al animalismo”.

López Maraver ha explicado que la nueva ley «otorga derechos a seres que no pueden asumir obligaciones” y, por lo tanto, “no pueden adquirir derechos equiparables a los de las personas».

El diputado de Unidas Podemos Juan Antonio López de Uralde ha tildado de “troglodita” este planteamiento y ha asegurado que “hoy es un buen día para nuestro país, donde se abandonan más de 200.000 animales de compañía al año”.

Además, ha recordado que “el 40 % de los hogares españoles tienen mascotas, unos 16 millones de perros y gatos”, por lo que la norma representa una “victoria moral” a la hora de resolver jurídicamente situaciones como divorcios o separaciones, fallecimientos y embargos.

La diputada del grupo parlamentario Popular María Teresa Angulo también se ha felicitado por una iniciativa parlamentaria que “acabará con el anacronismo de considerar a los animales como cosas”.

Sin embargo, ha señalado que “tanto el PSOE como Unidas Podemos han introducido cuestiones que perjudican a los menores al elevar los derechos de los animales” ya que al final existe «una equiparación del bienestar animal con el de los hijos en caso de divorcio” lo que puede redundar en que un juez «deje en suspenso cuestiones como el régimen de custodia o alimentos -para los hijos- porque se aprecie un menoscabo del bienestar de la mascota”.

El diputado del grupo parlamentario vasco Mikel Legarda considera que “hoy se da un importante paso hacia una concepción de los animales coherente con una nueva sensibilidad social” y ha exigido que “el sufrimiento animal no sea amparado por excepciones culturales”.

Finalmente, la diputada del grupo plural de JxCat-JUNTS, Pilar Calvo, ha asegurado que “los animales no son un bien, nos hacen bien” porque «son miembros de la unidad familiar” y ha defendido que puedan tener derechos aunque no asuman deberes, porque si no habría que preguntarse si “los niños con discapacidad no deberían tener derechos porque no pueden asumir responsabilidades”.

Dejar respuesta