Animales de tamaño real buscan jubilar a los gnomos de los jardines

De moda estas esculturas de tamaño real diseñadas por ordenador, hechas en fibra de carbono con moldes 3D y recubiertas de un pasto o césped artificial

0
957

EFE – Elefantes, leones, rinocerontes, alces, caballos y hasta dinosaurios «hiperrealistas» recubiertos de césped artificial quieren quedarse en los jardines de Estados Unidos con el puesto de los gnomos, donde hay un creciente interés por la jardinería que se plasma en un gasto de 52.300 millones de dólares (47.300 millones de euros) al año.

Esta afición no ha parado de crecer en los últimos años -se expande un 4,4 % cada año, según la consultora Ibisworld-, especialmente en zonas como el sur de Florida, donde la vegetación es exuberante y abundan los jardines gracias a sus cálidas temperaturas y las abundantes lluvias.

Por todo ello, Florida ha sido escogida como la vitrina para dar a conocer los realistas animales verdes de tamaño natural que fabrica la empresa rusa Bacho, que por primera vez han llegado a Estados Unidos.

Las primeras de estas originales esculturas de jardín instaladas en Miami, incluido un elefante con cuernos y todo, hacen que cada día un montón de curiosos se detengan a hacer fotografías en el patio de un restaurante del Design District, uno de los barrios más turísticos de la ciudad.

Estas esculturas de tamaño real son diseñadas en computadora, hechas en fibra de carbono mediante moldes 3D y recubiertas a mano de un pasto o césped artificial que al tacto parece natural.

«Nuestro objetivo es crear figuras lo más realistas posibles», señala Peter Sassa, el representante de la empresa en EE.UU. que tiene por ahora como único distribuidor en el país a una tienda de jardinería en Wilton Manors, una ciudad a unas 32,3 millas (unos 50 kilómetros) al norte de Miami.

UNA INDUSTRIA VERDE Y PODEROSA

Según la encuesta «National Gardening 2019», publicada por la Asociación Nacional de Jardinería de EE.UU., el 74 % de los hogares estadounidenses (91,7 millones) realizó algún tipo de actividad en su patio o jardín durante el año pasado.

Este estudio anual recogió información de más de ochenta millones de domicilios y estimó que cada casa del país gasta 570,32 dólares (515 euros) por año en jardinería, desde el cultivo de plantas hasta la instalación de muros de piedra y decoración exterior.

Los mayores gastos se produjeron en el tratamiento del césped (13.000 millones de dólares), la construcción de elementos para el jardín (9.000 millones), la decoración (8.000 millones) y el cuidado de los árboles (4.000 millones).

El director de la investigación de este sondeo, Paul Cohen, señaló que en los últimos años «la jardinería ha crecido exponencialmente en todos los sectores de la población, tanto entre los más jóvenes como entre los más mayores».

Sin embargo, muchos carecen del tiempo y la dedicación para el cuidado de plantas, árboles o flores.

ANIMALES DE JARDÍN

Vestido con botas de cowboy, tejanos y un pañuelo con la bandera estadounidense anudado a la muñeca, Peter Sassa, de origen bielorruso, explica que los animales de su empresa no necesitan cuidado alguno, no se dañan a la intemperie y pueden moverse con facilidad pues la fibra de carbono los hace ligeros.

Además, se diseñan de forma «única y personalizada», dice.

El cliente puede elegir entre más de un centenar de modelos del tamaño que desee. La escultura es fabricada en Holanda y enviada a Estados Unidos, un proceso que puede durar unos dos meses.

Los precios van desde los 500 a los 10.000 dólares.

Sassa señala que la idea de «crear animales a tamaño real, por ejemplo, un elefante o un caballo, es que la persona pueda sentirse unida a este animal como si fuera uno del mundo real.»

En el local del distribuidor se pueden contemplar una veintena de animales de distintas especies, hábitats e incluso épocas.

Un dinosaurio domina por antigüedad este pequeño reino animal, compuesto también por leones, osos, ciervos, caballos, conejos, cabras y ovejas.

El catálogo muestra verdaderas joyas como un toro a punto de embestir inspirado claramente en la escultura de Wall Street, donde tiene su sede la bolsa neoyorquina.

La publicidad de la empresa rusa afirma que son los herederos de la poda artística que durante el Renacimiento pobló de arbustos de las más variadas formas los jardines europeos.

«Mucha gente aquí es muy entusiasta de la jardinería, de sus casas, de sus patios, aquí todo es muy verde. Nuestro producto lo es también por lo que se ajusta a Miami y a Florida a la perfección», dice Sassa.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta