Dos años conviviendo con 80.000 abejas en la pared del dormitorio

Los habitantes de una casa en Pinos Puente (Granada) no se imaginaban ni de lejos la cantidad de abejas que tenían tras la pared. 80.000 ni más ni menos, una barbaridad.

Durante dos años oyeron zumbidos, atenuados en volumen por el grosor de la pared, pero constantes. Al final, cuando les afectaba en las horas de sueño, decidieron avisar a un apicultor profesional para pedirle ayuda.

Precisamente contar con profesionales es el primer paso si se detecta la presencia de abejas cerca de casa. Hay gente que les echa agua, fumiga o intenta quemarlas, pero eso puede tener efectos nefastos y para nada terminar con el problema.

Calculando la velocidad de reproducción de estos animales y el tamaño del enjambre se obtiene la cifra aproximada de insectos, extremadamente alta para una vivienda.