Apostó a que habría un espontáneo en la Super Bowl, saltó al campo él mismo y se comprará una jirafa con los beneficios

El espontáneo apostó a que habría un 'streaker' durante la Super Bowl y ganó 375.000 dólares con los que se comprará una jirafa, según ha explicado

0
700

EFE | El hombre que saltó al campo de juego durante el Super Bowl, la final de la liga nacional de fútbol americano, y corrió hasta la zona de marcación, piensa en comprarse una jirafa con el dinero que ganó con las apuestas, que cifró en unos 375.000 dólares.

Yuri Andrade, de 31 años, le dijo al canal WPEC-TV de la cadena CBS que los 15 segundos que duró su carrera por el campo del estadio Raymond James de la ciudad floridana de Tampa, donde los Buccaneers locales derrotaron el pasado domingo a los Chiefs de Kansas City por 31-9, fueron el mayor «subidón» de adrenalina de su vida.

Después de haber burlado a los equipos de seguridad y llamar la atención del público en el estadio y de las millones de personas que contemplaron la Super Bowl por televisión desde todo el mundo, Andrade fue detenido, pasó una noche en la cárcel y al día siguiente salió en libertad bajo fianza de 500 dólares.

Este hombre de Boca Ratón (Florida), que le dijo a la policía que se dedicaba a los negocios internacionales, enfrente una acusación por invasión de un lugar con acceso prohibido para el público.

Según contó al canal televisivo, la idea fue de un famoso youtuber, Vitaly Zdorovetskiy, que tiene un historial en este tipo de intrusiones en eventos deportivos de magnitud, lo que en inglés se denomina «streaking».

En las corridas de toros a los que saltan al ruedo buscando unos minutos de fama se les conoce como «espontáneos».

Zdorovetskiy le dijo al canal que es la quinta vez que logra que una persona se cuele en el campo de juego durante un Super Bowl, el evento deportivo más grande de Estados Unidos.

Andrade dijo que los casi 375.000 dólares que ganó por las apuestas sobre si un «streaker» lograría colarse en el Super Bowl los va a usar para comprarse una jirafa.

El «espontáneo» del Super Bowl llevaba puesto un traje de baño de una pieza de color rosa neón y con corte tanga y encima un calzón negro que logró bajarse mientas forcejeaba con la policía para mostrar las nalgas.

Según medios estadounidenses, esa prenda es del dueño de una página web pornográfica, cuyo nombre estaba impreso en la parte delantera, pero dijo que no recibió dinero por llevarla, aunque sí le pagaron la entrada a la final.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta