Las arañas desarrollan personalidad propia, según los últimos estudios

Los investigadores de la Universidad de Cincinnati están hallando un amplio espectro de personalidad en las arañas, algo que hasta ahora parecía inflexible

0
1342

Los investigadores de la Universidad de Cincinnati están encontrando un amplio espectro de personalidad en las arañas, cuyo comportamiento se pensaba que era inflexible y estaba ya dispuesto en sus genes.

El profesor de biología de UC George Uetz ha dedicado su carrera al estudio de estos animales, especialmente de las arañas lobo. Las arañas son más simples en neurofisiología que los ratones u otros vertebrados, por lo que su comportamiento debería estar más determinado por el ADN que cualquier extravagancia entre los individuos.

Pero Uetz afirma que las arañas tienen más carisma de lo que nunca imaginó. «Hay mucha variabilidad en el individuo», explica, añadiendo que «algo de eso surge de la experiencia, al igual que en los animales más complejos».

Más de 200 especies de arañas lobo viven en los Estados Unidos. Como su nombre indica, acechan a su presa en el suelo del bosque y en los lechos de arroyos secos. Son lobos solitarios, que viven y cazan por sí solos, a excepción de los encuentros de apareamiento, que son el tema de dos estudios realizados este año por estudiantes graduados de la UC.

Una estudiante de UC, Emily Pickett, examinó dos especies estrechamente relacionadas que se parecen y comparten el hábitat. Pickett descubrió que su comportamiento único de cortejo ayuda a mantener su aislamiento genético.

Una araña, Schizocosa ocreata, podría cortejar a las hembras a una distancia mayor que la otra, Schizocosa rovneri, al emplear una combinación de vibraciones y señales visuales únicas para la especie. «Presumimos que las dos especies divergieron hace relativamente poco tiempo y eso nos da una buena idea de la modificación de especies: cómo una especie se desarrolla en otra «, dijo Pickett.

Como las arañas no oyen de la manera en que lo hacemos, confían en las vibraciones, las señales químicas y las señales visuales para comunicarse.

Un segundo estudio realizado por la estudiante graduada Madeline Lallo examinó aún una tercera araña lobo, Gladicosa bellamyi, y descubrió que los machos rebotaban en sus cuerpos y agitaban sus patas pigmentadas como banderas para llamar la atención de las mujeres.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta