Arcos

El Arcos vence a un Lucena que no traía ni bocadillos para el viaje

Jesús empujó a gol un gran centro de Maqui en el minuto 28. Regresaron al once inicial Caballero, Chato, Juanca y Heredia. Los blancos empatan a 28 puntos con el Sanluqueño, tercero, y el Ceuta, cuarto

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Arcos CF 1 - Lucena C.F. 0 -

–ARCOS C.F.– Alejandro; Nano Cavilla, Michele, Adri, Chato; Dani Zúñiga, Juanca; Jesús (Donato, 91'), Caballero, Heredia (Xavi, 73’); y Maqui (Canty, 84'). 
–LUCENA C.F.– Cristian; Carraña, Robles, Calzado, Álvarez; Soto, Hornero; Sancho, Montero, Miki (Torralba, 74’); y Juanvi (David Soto, 46').  
Gol:  1-0 Jesús (28’). 
Árbitro: García González (malagueño). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Miki, Carraña y Robles.     
Incidencias: Partido aplazado de la séptima jornada de Liga. Unos 300 espectadores.


El ‘beibi’ Arcos continúa con sus buenos resultados aunque sean por la mínima diferencia, consiguiendo una nueva victoria en el partido aplazado contra el Lucena de la séptima jornada de liga de Tercera División en su campo -que ha empeorado en los dos últimos encuentros- convir-tiéndose en el octavo triunfo de su cuenta y el sexto en su feudo, donde aún no conoce la derrota. De los 28 puntos acumulados en las 18 jornadas transcurridas, 20 los ha sumado en el Barbadillo, donde se ha hecho fuerte, y a falta del último partido como local de la primera vuelta, nadie ha podido irse al vestuario del Barbadillo tras los 90 minutos de contienda con un triunfo en sus alfor-jas. La victoria arcense le sitúa en la quinta posición de la tabla clasificatoria empatado a puntos con el tercero (Ceuta) y el cuarto (Sanluqueño). Si el Arcos ganase a la Roteña, superaría al con-junto caballa en la clasificación en tres puntos ya que al equipo ceutí le toca descansar en esta jornada por ser impar el número de equipos del grupo. Mientras el entrenador del Arcos, Pepe Bermúdez, continúa hablando de llegar a los 43 puntos para amarrar la permanencia cuanto antes, el equipo se está arrimando casi sin darse cuenta -porque nadie quiere hablar de promoción ni de liguilla- a los puestos altos de la clasificación.

El sábado ante el Lucena jugó bastante bien durante algunas fases del partido, pero le faltó pegada de nuevo para cerrar el resultado y no pasar apuros al final del encuentro. Los lucentinos solo se acercaron con peligro en una jugada de su jugador Miki en el minuto 58 del partido por la banda izquierda, entregando un balón de oro a su compañero Sancho que este no pudo controlar para empujarla al fondo de la portería de Alejandro… y pare usted de contar. Pero no le fue fácil a los de Pepe Bermúdez deshacerse de un rival asolado por la penosa gestión de sus directivos, que por no traer -en el banquillo solo había tres suplentes y ningún portero de reserva- no traía ni bocadillos para sus jugadores y, mucho menos, dinero para pagar los emolumentos correspondientes al trío arbitral. El gol de Jesús a centro de Maqui en el minuto 28 hizo justicia y trasladó al marcador la diferencia de juego e intensidad que se estaban viendo sobre el irregular césped del Barbadillo, pero tampoco se pudo respirar hondo hasta que García González no pitó el final del encuentro. Cuatro minutos antes del gol de Jesús, Maqui pudo inaugurar el electrónico pero su disparo a pase de Heredia se fue al larguero. Fue de lo más peligroso que hizo el Arcos durante el partido, que en la segunda parte buscó el segundo por medio de Zúñiga, Nano Cavilla, Caballero y Juanca, pero unas veces muy cerca y otras lejos, el balón no terminaba de entrar en la portería de un buen Cristian. La cosa se pudo ir al traste si se llega a señalar como penalti un agarrón de Nano Cavilla al delantero David Soto avanzada ya la segunda parte, pero al árbitro no le resultó demasiado claro como para dirigirse hacia los 11 metros, afortunadamente para el Arcos. Los tres puntos se quedaron en casa y la afición arcense empieza a creérselo, pero sin sacar pecho todavía (por si acaso).

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN