Así es la futurista «puerta dimensional» entre dos ciudades

Una gran instalación tecnológica de diseño futurista situada en plena calle y que parece la puerta dimensional de algunos filmes de ciencia ficción

0
885
Dos individuos, uno en Lituania y otro en Polonia se contemplan a través de terminal de 'pOrtal' visto desde Vilna, Lituania.

Daniel Galilea | EFE – Investigadores de Vilna, capital de Lituania, han desarrollado una solución innovadora e imaginativa para conocer gente cara a cara, aliviar las restricciones de viaje debidas a la pandemia y conectar a quienes viven en sitios distantes, sin que se desplacen físicamente ni efectúen una videoconferencia con un dispositivo móvil u ordenador.

Han construido, cerca de la estación de trenes de esta ciudad báltica europeo, una gran estructura tecnológica de forma circular que se conecta a otra instalación gemela, situada en Lublin, Polonia, a unos 600 kilómetros de distancia.

Esta instalación oficialmente denominada ‘pOrtal’ posibilita a los transeúntes de ambas ciudades mantener contacto visual recíproco en tiempo real.

Las dos terminales de este portal, con un diseño que recuerda a la ‘puerta dimensional’ de la serie de ciencia ficción ‘Stargate’, tienen grandes pantallas y cámaras de video que transmiten entre las dos ciudades imágenes del entorno urbano y de las personas de cuerpo entero, en vivo, en directo y en ambas direcciones.

Cuando una persona en Vilna se acerca al gigantesco anillo de hormigón armado, acero y cristal, descubre que es “una ventana virtual” a Lublin. Puede observar a los transeúntes de la ciudad polaca, mientras aquellas personas, a su vez, la miran y visualizan imágenes de la capital lituana desde su propio portal gemelo.

Estas estructuras conectadas entre sí permite una observación mutua entre personas, dando la sensación de que, con solo estirar la mano, se podría atravesar la imagen y tocar a quien está al otro lado.

UN PORTAL INSPIRADO EN LA CIENCIA FICCIÓN
Este puente visual, contribuye a unir personas de diferentes culturas, a repensar el sentimiento y el significado de la unidad y a abrazar el mundo que nos rodea, según sus desarrolladores, la Fundación Benediktas Gylys (FBG) y la Universidad Técnica Gediminas de Vilna (UTGV). ambas en la capital lituana.

“Un equipo conjunto tardó cinco años en hacer realidad este proyecto y conectar los primeros dos destinos de este sistema que permiten a una persona percibir la realidad al otro lado, como si estuviese en una ciudad del futuro”, explica Adas Meskenas, director del centro de innovación ‘LinkMenų fabrikas’ de la UTGV.

“El ‘portal’ es un medio para trascender el sentido de separación y contribuir a unir a los habitantes de un planeta fragmentado por el tribalismo, la falta de empatía y una percepción aislada del mundo que, a menudo, se limita a las fronteras nacionales”, según Benediktas Gylys, que preside la FBG.

Recalca que han dado vida a esta idea como una invitación “a superar los prejuicios y desacuerdos que pertenecen al pasado, y para superar el concepto ilusorio de ellos y nosotros”.

“El portal nos recuerda que no debemos permitir que la pandemia suspenda los contactos entre vecinos y socave la solidaridad y la cooperación entre los países, y enfatiza el papel de las ciudades en la construcción de un espacio de libertad y tolerancia”, según Krzysztof Stanowski, exviceministro de Relaciones Exteriores de Polonia.

CONECTANDO UN MUNDO FRAGMENTADO
Los impulsores del portal han invitado a otros países a participar en esta iniciativa, y ahora mismo están discutiendo posibles destinos de esta instalación en ciudades de todo el mundo.

“Aspiran a interconectar el mundo con decenas de portales en un futuro cercano, para fomentar un movimiento público que genere experimentos sociales y fomente la unidad de diferentes culturas y comunidades, independientemente de la ciudad o continente”, adelanta Ringailė Papartytė, director ejecutivo de la FBG.

 

Este “puente visual de 11 toneladas es un acelerador de la formación de comunidades”, explica.

Papartytė coincide con el iniciador de la idea, Benediktas Gylys, en que “rodearnos solo de aquellos que están cerca y hablan el mismo idioma nos da consuelo y una sensación de estabilidad, pero también limita la perspectiva del mundo a nuestro estrecho círculo interno”.

Ese entorno “poco a poco se convierte en un espacio perfecto para despertar inseguridades hacia los de fuera y en una excusa ideal para descuidar el mundo que les pertenece”, advierte.

“En lugar de pedirte que abandones tu tribu o nación, pOrtal te invita a unirte a una tribu mayor, la del planeta Tierra”, señala.

“El único futuro que tenemos para afrontar los desafíos globales potencialmente mortales que nos acechan, es la unión y este portal está aquí para acelerar este cambio global, sino para nosotros, para las generaciones futuras de nuestro planeta”, destaca.

“Planeamos conectar al mundo con una red de portales, ofreciendo a todos la oportunidad de ‘viajar’ por diferentes culturas en muy poco tiempo, al cambiar la ciudad de la que se transmiten imágenes cada dos minutos”, adelanta a Efe.

Papartytė señala que los portales también pueden transmitir algunos sonidos y que esta opción está disponible para eventos especiales, “aunque el objetivo principal es que las personas se conecten utilizando su lenguaje corporal, evitando la barrera del idioma así como los ruidos urbanos de fondo”.

Dejar respuesta