Aterrizaje de emergencia tras un parto en pleno vuelo

Una pequeñina vino al mundo a 12.000 metros de altura, pero pese a las dificultades del parto, asistido por la tripulación, se encuentra perfectamente

0
2914

Hoy te contamos una historia con final feliz, muy feliz, ya que una pequeñina vino al mundo en pleno vuelo, pero pese a las dificultades del parto se encuentra perfectamente.

Kadijú, que así se llama la recién nacida, fue alumbrada por su madre a 12.000 metros de altura. El parto no se esperaba, ya que la mujer estaba de siete meses, pero en cuando comenzó a sufrir unos dolores con los que no contaba avisó a la tripulación.

Enseguida, rompió aguas y todo se precipit, pero no cundió el pánico y las azafatas se convirtieron en improvisadas enfermeras.

Los miembros de la tripulación (Turkish Airlines) estaban tan contentos por esta historia que hasta el piloto se fotografió con la pequeña.

El vuelo se dirigía a Estambul, pero esta circunstancia obligó a realizar una escala de emergencia en Burkina Faso. Y entre aplausos de los demás viajeros, la madre fue trasladada a un centro hospitalario. ¡Felicidades!

image_pdfimage_print

Dejar respuesta