Un avión comercial con destino Italia lleva a un solo pasajero a bordo

¿Te has imaginado alguna vez que subes a un avión y eres el único pasajero a bordo? ¡Pues ha ocurrido! El protagonista de esta historia es Skirmantas Strimaitis, un lituano que volaba a Italia en un Boeing 737-800 el pasado 16 de marzo y que se llevó la sorpresa de su vida: era el único pasajero que había comprado un asiento para volar en el avión.

Dos pilotos, cinco tripulantes y Strimaitis. Ese fue el balance de personas en el vuelo que despegó desde Vilna con destino Bérgamo. El Boeing llevaba mucho menos peso del que está acostumbrado a soportar ya que, ese modelo concretamente, tiene la capacidad de llevar a hasta 188 personas a bordo.

Según informa ‘The Associated Press‘, fue la propia agencia de viajes ‘Novaturas’ la que aseguró haber alquilado el avión para llevar a un grupo de personas desde Italia y que para evitar que el avión fuera vacío, decidieron vender billetes solo de ida. Lo irónico de esta historia es que solo una persona compró uno de los billetes.

El único pasajero aseguró a ‘The Associated Press’ que el vuelo, que duró aproximadamente dos horas, fue «una experiencia única en la vida». Además publicó una fotografía en sus redes sociales en la que se le puede ver más que sonriente.