El bautizo viral con una pistola de agua fue solo una broma

Seguro que viste la foto: un cura con una pistola de agua para un bautizo en cuarentena. Pues fue solo una bromita de los padres y el sacerdote

0
945

Hace unos días se viralizó una fotografía que llamó mucho la atención, de un supuesto bautizo en el que el cura había dado el sacramento a un bebé rociándolo con una pistola de agua.

Se suponía que era para cumplir el distanciamiento social pero… ¡no! No fue real. Aunque sí lo eran los padres, el bebé y el cura. Un sacerdote por lo que se ve, con buen sentido del humor, porque accedió a que lo fotografiaran con la pistolita en mano y apuntando al retoño con faldón ataviado para la ocasión.

Según el medio Catholic News Agency el origen de la imagen fue humorístico. Ni era un baru La fotografía se hizo en la iglesia católica de Saint Mark en Tenessse, que también ha querido aclarar cómo sucedió todo en Facebook.

El padre Steve indicó que «la familia pidió que realizara ese posado copiado de varias publicaciones de sacerdotes que circulan por Internet. Él estuvo de acuerdo porque pensó que era divertido. El agua de la pistola no era agua bendita y fue arrojada a chorros hacia el padre y no hacía el bebé, para provocar humor. En pocas palabras, se realizó por diversión”.

La cuestión es que la foto había llegado a acumular en Twitter casi un millón de visitas, se hizo noticia y protagonizó muchos memes.

 

image_pdfimage_print

Dejar respuesta