«Beber agua del grifo vuelve homosexual a la gente»

Así lo dijo la política inglesa Susan King, convencida de que "las hormonas feminizantes en el suministro de agua" afectan a la sexualidad de las personas

0
15451

El titular no es nuestro, es una frase literal de la política inglesa Susan King, convencida de que «las hormonas feminizantes en el suministro de agua» están afectando la sexualidad de las personas.

Las declaraciones las realizó en su última campaña electoral, pero aún hoy continúan causando indignación en muchas personas, para nada de acuerdo con esta teoría.

«Siento que las influencias ambientales están afectando la reproducción», respondió durante una entrevista, añadiendo que «toda la contaminación está teniendo un efecto en nuestro ADN y nuestra población está cambiando y evolucionando».

Según esta señora, «muchas hormonas feminizantes se incorporan al medio ambiente y eso debe tenerse en cuenta porque eso afecta a la sexualidad de las personas»

King soltó la teoría al ser preguntada por las ideas del líder de su partido, el liberal demócrata Tim Farron, que en 2015 dejó algunas impresiones ambiguas y polémicas sobre las relaciones homosexuales, algo que consideró «curable».

image_pdfimage_print

Dejar respuesta