10.000 bombillas de colores para luchar contra la homobofia

Una mujer instala en su jardín una enorme bandera arcoíris para responder a los comentarios homófobos de su vecina

0
3283

Enorme lección contra la homofobia es la que Lexi Magnusson, una ciudadana de Silverdale (Estados Unidos) le ha dado a su vecina.

Su nueva vecina, recién llegada, le aseguró haberse mudado a un barrio tranquilo tras descubrir que en el colegio de sus hijos se permitían parejas homosexuales en el baile de graduación y les enseñaban a aceptar a las personas transexuales. Eso a esta señora le parecía mal, tanto que se cambió de casa para alejar a sus hijos de tan ‘terribles’ enseñanzas que atentan contra sus valores.

«Volví a casa llena de rabia y no sabía cómo reaccionar», explica Magnusson, que tampoco fue capaz de responder de palabra a su vecina, pero en cuanto se le encendió la bombillita… tuvo una idea genial precisamente a base de bombillas.

Nuestra protagonista, que vive con su marido y cuatro hijos, adquirió 10.000 luces de colores para crear un enorme arco iris en su jardín, que es justo lo primero que ve su vecina cuando sale de casa. Y bien que lo consiguió, contando además con la ayuda de un primo gay. ¡Vaya lección!

De esta forma, una enorme bandera símbolo del orgullo homosexual fue su forma silenciosa de responder a su ‘simpática’ vecina. Además, de paso ha conseguido convertir su mural de luces en un mensaje contra la homofobia que está dando la vuelta al mundo.

No nos queda otra que ponernos de pie y aplaudir a Lexi Magnusson, cuyo gesto supone gran impulso para la integración de los homosexuales y los transexuales en una sociedad que aún hoy los discrimina.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta