Borracho y sin carné, confunde la comisaría con un parking público

Un joven de Pamplona que conducía ebrio y sin carné confundió el parking de la comisaría con uno público, así que entró con su vehículo... pero ya no salió

0
2222

Se metió en la boca del lobo, nunca mejor dicho. Un joven de Pamplona que conducía ebrio y sin carné confundió el parking de la comisaría con uno público, así que entró con su vehículo… pero ya no salió.

La chica que lo acompañaba salió por piernas en cuanto se percató de la tremenda metedura de pata, aunque otras versiones dicen que fue ella quien intentó aclarar la confusión. Lo cierto es que el conductor no era capaz ni de arrancar de nuevo  su vehículo. Visiblemente perjudicado por el alcohol, sus palabras de «perdón, me he equivocado, me voy» no sirvieron para nada porque los agentes no iban a permitir que condujera en ese estado.

Por si fuera poco, se negó a realizar la prueba de alcoholemia, otro delito al que se une haber conducido sin carné, que le había sido retirado en una sentencia judicial anterior.

Total, que suena a broma, pero no lo es y esta historia le perseguirá durante el resto de su vida. Chico cachondeíto le espera de sus amigos en cuanto se le pase el mosqueo por su equivocación.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta