¿Cárcel o coladero? Una prisión de Berlín sufre nueve fugas en cinco días

Cuatro de los nueve ya están recluidos de nuevo: dos fueron atrapados por la policía y otros dos regresaron voluntariamente tras pasar el fin de año en casa

0
1335

Nueve presos han logrado huir de la cárcel de Plötzensee de Berlín en los últimos cinco días, informó el departamento de Justicia de la ciudad-estado, mientras aumenta la polémica por los fallos de seguridad en el centro.

Cuatro de los nueve ya están recluidos de nuevo, pero por distintos motivos. A dos los atrapó la policía y otros dos volvieron de forma voluntaria tras pasar el fin de año con sus familias.

Según explicó la policía, dos presos lograron fugarse de sus celdas después de que cuatro reclusos se evadieran la semana pasada de la misma penitenciaria a través de un hueco practicado en un muro aprovechando el sistema de ventilación.

A estas huidas se añaden las de tres reclusos que disfrutaban de régimen abierto y que no han regresado a la cárcel a dormir en los últimos días, confirmaron fuentes del departamento de Justicia.

Los dos presos que se fugaron últimos, a través de la ventana de una celda vecina, también tenían régimen abierto, por lo que podían haber abandonado la cárcel tranquilamente por la puerta al día siguiente, añadieron las fuentes.

La situación en Plötzensee, una cárcel de seguridad media en la que no hay condenados con delitos graves, ha suscitado un sonado debate en Berlín, donde la oposición habla de «jornada de puertas abiertas» y pide la dimisión del responsable de Justicia, Dirk Behrendt.

Por el momento se ha presentado voluntariamente ante la policía uno de los presos del primer grupo de fugados y ha sido detenido otro recluso de régimen abierto.

La huida de los primeros cuatro hombres, de entre 27 y 38 años levantó un gran revuelo, ya que las imágenes de la espectacular huida fueron captadas por las cámaras de vigilancia de la cárcel.

Según parece, los cuatro se presentaron en el taller de la cárcel a primera hora de la mañana y utilizaron herramientas de esas dependencias para su fuga, que materializaron a través de un estrecho agujero de 30 centímetros de ancho y 120 de largo entre dos columnas del sistema de ventilación de un muro exterior.

La huida les llevó apenas tres minutos y los análisis de las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia permitieron ver cómo sobre se abría el hueco en el sistema de ventilación.

La cárcel de Plötzensee se encuentra en el distrito de Charlottenburg, en el oeste de Berlín, y actualmente alberga a unos 360 reclusos.

La prisión está emplazada en el solar que durante el nazismo alojó una de las grandes cárceles del Tercer Reich, con 3.000 presos.

Allí fueron confinados algunos de los implicados en la fracasada conspiración del grupo de oficiales nazis que trató de asesinar a Adolf Hitler en julio de 1944.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta