Cárcel para un médico por criticar a unos monjes anti-educación sexual

Condenado en Birmania a un año y nueve meses de prisión por criticar en Facebook a los monjes que se oponen a introducir la educación sexual en las aulas

0
527

EFE – Un médico ha sido condenado en Birmania (Myanmar) a una pena de un año y nueve meses de cárcel por criticar en Facebook a los monjes budistas que se oponen a una propuesta para introducir la educación sexual en las aulas, confirmaron fuentes oficiales este miércoles.

Kyaw Win Thant, de 31 años de edad, fue sentenciado el martes por un tribunal de la ciudad central de Mandalay por «injurias a la religión», entre otros cargos, por una diatriba contra la poderosa comunidad monástica que publicó en su cuenta de Facebook el 17 de mayo, tras lo cual fue transferido a la prisión de Obo, informó hoy el portavoz del Tribunal, Kyaw Myo Win, en una rueda de prensa.

«Los calvos (en referencia a los bonzos) nunca han aprendido sobre la educación sexual, pero actúan como los jefes en Birmania (…) Ellos hacen lo mismo que los laicos, también ven películas porno y apuestan en los partidos de fútbol», escribió Kyaw Win Thant en Facebook.

Según el portavoz, la denuncia había sido interpuesta por el ministro de Asuntos Religiosos de la Región de Mandalay, Tin Maung Aye, después de que la publicación del médico causara la ira de los monjes.

La polémica se originó con los planes del Gobierno de introducir temas de educación sexual en las aulas de secundaria de Birmania para el curso que viene, lo que ha sido criticado por numerosos monjes del país, dónde más del 88 por ciento de la población profesa el budismo theravada y la comunidad monástica disfruta de una enorme influencia social.


El médico fue detenido el pasado 19 de mayo después de realizar una ceremonia ritual en un monasterio de la localidad de Meiktila, en el centro del país, para pedir perdón por sus críticas.Numerosos lugareños indignados acudieron al monasterio y, según la prensa local, trataron de atacar a Kyaw Win Thant, por lo que fue llevado por la policía a la comisaria local y después transferido a la prisión de Obo, en Mandalay, por «su seguridad», según explicaron las autoridades.

La influencia de la comunidad monástica birmana, que comprende a en torno a medio millón de monjes, ha aumentado desde que el país se embarcó en una transición democrática en 2011 tras casi cinco decenios de dictadura militar, gracias a su estatus casi sagrado.

En los últimos años, han surgido organizaciones ultranacionalistas budistas como el Movimiento 969 o la ya disuelta Asociación Patriótica de Birmania, conocida por su abreviatura en birmano Ma Ba Tha, que se han dedicado a hacer obras sociales, pero también a difundir propaganda contra las oprimidas minorías musulmanas.

En 2015, Ma Ba Tha consiguió que el Parlamento aprobara una serie de leyes «para proteger la raza y la religión» que discrimina a los musulmanes y pone obstáculos a la conversión de los budistas a otras religiones o los matrimonios interreligiosos.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta