Tres años de cárcel por violar gallinas mientras su esposa lo grababa

La policía halló vídeos en los que se le veía penetrando a varias gallinas que murieron a causa de las heridas

0
2377
Gallinas (Imagen de Wolfgang Ehrecke en Pixabay).

A ver cómo contamos esto sin dejar que se nos escape ningún insulto al protagonista de la historia, un violador de gallinas.

El condenado, que responde al nombre de Rehan Baig, es un hombre de 37 años residente en Bradford (Inglaterra), donde realizó sus actos zoofílicos con ayuda de su esposa, que grababa todo en vídeo.

Resulta que este hombre, al que también se pilló con material pedófilo en su ordenador, se grababa manteniendo relaciones sexuales con su esposa. Bueno, lo del material pedófilo ya es para encerrarlo, pero el hecho de grabarse a sí mismo no, salvo por un «detalle»: también se grabó en relaciones con animales.

Estas actividades tenían lugar en el sótano de su casa y todas las grabaciones estaban en el ordenador. En ellas podía verse a Baig penetrando a varias gallinas que murieron a causa de las heridas. En otros vídeos aparecía la pareja haciendo un trío con un perro. De locos.

Baig se declaró culpable porque no le quedaba otra opción y confesó haberse bajado de internet imágenes pornográficas de niños y niñas menores de edad, además de otros vídeos de sexo con pollos y perros.

Por su parte, la esposa no ha sufrido condena ni sanción alguna porque se consideró que era víctima de violencia a manos de su marido, algo que ha causado mucha polémica.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta