China finaliza el primer cortafuegos para el «sol artificial» más grande del mundo

El panel ha sido diseñado para entrar en contacto con el plasma creado por la fusión nuclear a temperaturas de hasta 100 millones de grados

0
1508
El sol (el de verdad, no uno artificial - Alexa en Pixabay).

EFE | China completó el desarrollo del primer cortafuegos para entrar en contacto con el «sol artificial» más grande del mundo, una de las piezas clave del proyecto internacional ITER, que trata de avanzar en la fusión nuclear como técnica segura para generar energía.

El panel ha sido diseñado para entrar en contacto con el plasma creado por la fusión nuclear a temperaturas de hasta 100 millones de grados, reportó la agencia estatal Xinhua.

La producción del primer panel se completó “con un rendimiento sustancialmente superior a los requisitos de diseño”, según su desarrollador, el Instituto de Físicas del Sudoeste bajo la supervisión de la Corporación Nacional Nuclear de China (CNNC, siglas en inglés).

Esto hace que se den los requerimientos necesarios para la «producción en masa» de uno de los «componentes fundamentales» del núcleo del reactor, que antes de la pandemia de covid se estimaba entraría en funcionamiento en 2025.

Los reportes estiman que China realiza alrededor del 9 % de las tareas destinadas a sacar adelante el proyecto.

El ITER, uno de los mayores planes científicos del mundo, pretende reproducir las reacciones de fusión que tienen lugar en el Sol y demostrar que la energía de fusión es científica y tecnológicamente posible como fuente alternativa a los combustibles fósiles.

El proyecto está integrado por la Unión Europea, Japón, Estados Unidos, India, China, Rusia y Corea del Sur, que pactaron construir este reactor experimental de fusión nuclear para demostrar la viabilidad tecnológica y científica de la energía de fusión con fines pacíficos.

En las instalaciones del ITER en Cadarache (Francia), se realizarán pruebas para producir de forma controlada la combustión de plasmas confinados magnéticamente a 150 millones de grados.

Su nombre significa «camino» en latín y es el acrónimo en inglés de reactor termonuclear experimental internacional.