China, en pie de guerra contra una modelo con pecas

¿Sabías que en China están mal vistas las pecas? Pues justo ese es el desencadenante de la polémica contra una promoción de Zara.

Las mujeres chinas más pudientes recurren a tratamientos con láser, mientras que muchas otras optan por maquillaje. En todo caso, son algo a eliminar y se consideran antiestéticas.

Con este pensamiento ya entendemos por qué Zara la ha liado parda a causa de una campaña promocional de pintalabios. En dicha campaña aparece el rostro sin retoque alguno de una modelo china muy pecosa.

Nada más publicarse las imágenes ardieron las redes sociales del país asiático, donde incluso se creó un hashtag para denunciar lo que muchos consideran un insulto a sus costumbres. «No representa nuestros patrones de belleza, es una foto racista», se ha llegado a comentar en un ataque sin precedentes a una marca extranjera.

Y en el centro de la polémica, Jing Wen, una modelo que triunfa en todo el mundo, pero en su país de origen está mal vista.