Circular en automóvil con la música a todo volumen podrá ser castigado en Florida

La cifra de las multas será más alto si el automóvil emisor de la música pasa por lugares cercanos a iglesias, escuelas y hospitales

0
1041
Radio de un coche (SplitShire en Pixabay).

EFE | Circular en automóvil con la música a todo volumen podrá ser castigado en Florida (Estados Unidos) con multas de más de cien dólares a partir del 1 de julio en razón de una nueva ley que insiste en un asunto sobre el que la Corte Suprema del estado falló hace diez años en favor de los «ruidosos».

El nuevo texto legal establece multas de hasta 114 dólares para cuando la música procedente de un vehículo se pueda escuchar bien a una distancia mínima de 25 pies (7,6 metros).

La cifra de las multas será más alto si el automóvil emisor de la música pasa por lugares cercanos a iglesias, escuelas y hospitales.

Uno de los puntos del texto legal autoriza a los agentes del orden a inmovilizar vehículos ruidosos por hasta tres días en determinadas circunstancias, como fiestas improvisadas en las que un gran numero de automóviles emiten música al unísono.

El canal de televisión NBC 6 recogió opiniones a favor y en contra de esta ley que faculta a los agentes policiales a multar a los que se pasen de decibelios.

Uno de sus detractores, Christopher Dodge, consideró que esta ley es «un nuevo artilugio para llenar las arcas de las organismos estatales» y se preguntó si los agentes van a llevar dispositivos para medir los decibelios que emita un vehículo o simplemente bastará su palabra para acusar a alguien.

Los partidarios mencionan que va a ser un cambio positivo, especialmente en los vecindarios en los que muchas personas acostumbran a llevar la música a todo volumen y con las ventanillas del auto bajadas.

El teniente de policía Mike Crabb dijo a NBC 6 que no se trata de impedir que los conductores disfruten de la música, sino de poner límites a la contaminación acústica en las calles.

En 2012, la Corte Suprema de Florida dio la razón a un abogado, Richard Catalano, que planteó una demanda contra una ley similar por considerar que violaba la Primera Enmienda de la Constitución, la cual consagra el derecho a la libertad de expresión.

El nuevo texto enmienda aquella ley invalidada hace diez años.