Un cirujano se derrumba tras 48 horas seguidas operando

"Sabía que mi cuerpo estaba ya débil y comencé a sentir un sudor frío", explicó el cirujano chino Liang Ming tras 48 horas en el quirófano

0
1263

Un cirujano chino se derrumbó en mitad de una operación cuando llevaba otras siete intervenciones seguidas y 48 horas de trabajo sin apenas descanso.

La polémica ha surgido y no es para menos porque una profesión tan delicada como la de cirujano necesita que los profesionales se encuentren en las mejores condiciones físicas y mentales. Pero todo eso falló en el caso del doctor Liang Ming, que realizó siete operaciones seguidas a vida o muerte y, tras 48 horas seguidas en el quirófano se desmayó.

El doctor solo se había tomado un descanso de dos horas en sus intensos dos días de trabajo, pero su cuerpo no soportó ese brutal ritmo de trabajo.

Sucedió en el Hospital Wuhu de Medicina Tradicional China y las imágenes del circuito cerrado dejaron constancia del caso. De pronto, mientras realizaba otra operación, el doctor comenzó a sentirse débil, caminando hasta apoyarse en la pared de la sala para no caerse en redondo al suelo.

«Sabía que mi cuerpo estaba ya débil y comencé a sentir un sudor frío», explicó Ming, que de inmediato fue atendido por sus compañeros. Se le tuvo que administrar glucosa para recuperarlo y descansó por prescripción de un colega de profesión. Pese a ello, Ming lo tiene muy claro: «Lo más importante para nosotros es siempre la salud de los pacientes, ser capaz de salvar la vida de un paciente enfermo nos trae el mayor alivio». Y aquí también hay polémica porque la mejor forma de no poner en peligro a un paciente es justamente tratarlo en plenitud de facultades.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta