Se come 400 euros en marisco y ofrece su ropa para pagar la cuenta

Esta es una de las historias del verano y todo por la cara dura, durísima, de un turista que se zampó más de 400 euros en ostras y marisco sabiendo que no tenía dinero para pagar.

La Guardia Civil acudió a un restaurante de Formentera para poner orden y terminó deteniendo al comensal. El señor que no quería pagar, un italiano que se encontraba de veraneo en la isla, fue conducido de inmediato a comisaría ¡Y se fue enfadado!

Según explicó el gerente del local, después de consumir «ostras, gambas, pasta con marisco y beber varias cervezas, se negó a pagar la cuenta de 416 euros y ofreció 200 euros». Al no colar semejante regateo explicó que había perdido la tarjeta y ofreció pagar con prendas de ropa que llevaba en una caja y, según él, costaban los 200 euros restantes.

El responsable del restaurante no aceptó y de inmediato avisó a la Guardia Civil, que detuvo al turista.