Un comensal se come la servilleta al creer que era un plato moderno

Sucedió en el restaurante de Martín Berasategui cuando un cliente creía estar ante un plato de vanguardia culinaria con una presentación algo especial

0
3879

La alta cocina, a veces con presentaciones imposibles, ha dado para muchas anécdotas, pero esta es la leche. Según parece, un comensal se intentó comer la servilleta en el restaurante de Martín Berasategui pensando que estaba ante un plato de vanguardia culinaria.

Se ha conocido la historia por la fama de sus protatonistas, la actriz británica Tracy-Ann Oberman y su marido, Rob Cowan. Fue él quien al recibir en la mesa una piedra que portaba una toallita húmeda pensó que era comestible y le hincó el diente sin pensárselo dos veces.

Ella tomó una fotografía del supuesto plato y la publicó en sus redes sociales explicando que «el personal estaba horrorizado».

En principio había criticado este tipo de cocina, que no logra entender (como muchas personas) y como respuesta a quienes la criticaban a ella por eso contó la anécdota de la toallita-servilleta-comida.

Pero lo que más criticó coincide con muchas opiniones sobre este tipo de cocina: mucha parafernalia en la presentación, pero te quedas con hambre por lo escaso de las raciones.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta