Comercializan el primer cuento infantil creado con inteligencia artificial

Un cuento infantil íntegramente generado -ilustraciones y texto- con inteligencia artificial, que ha sido editado, imprimido y distribuido por un sello sevillano.

0
821

Alfredo Valenzuela. EFE | Érase una vez un ratoncito llamado Pepe y un pajarito llamado Piolín que se hicieron amigos mientras exploraban un jardín… Eso es parte del argumento de un cuento infantil íntegramente generado -ilustraciones y texto- con inteligencia artificial, que ha sido editado, imprimido y distribuido por el sello sevillano Gunis.

Especializada en autoedición de literatura infantil, la editorial Gunis ha empleado la herramienta ChatGPT para generar el texto del cuento titulado «La amistad entre Pepe y Piolín» y la Dall-E para generar las ilustraciones que acompañan al texto de la publicación.

Se trata del primer cuento infantil que, generado por esas herramientas de inteligencia artificial que están al alcance de cualquier usuario con acceso a internet, se ha editado, imprimido en papel, distribuido para librerías y que además se puede adquirir a través de Amazón, según ha dicho a EFE el director de Gunis, Iván Parrilla.

En la edición de papel, «La amistad entre Pepe y Piolín» tiene 32 páginas, formato apaisado y tapa dura como es habitual en tantas ediciones infantiles, de modo que, una vez en las estanterías de una librería, lo único que puede distinguir a este cuento del resto de la oferta de literatura infantil es que ni en su cubierta ni en las páginas de créditos figura el nombre de ningún autor, ni tampoco del dibujante de las ilustraciones, por la sencilla razón de que no existen.

Iván Parrilla, también director desde su creación en 2004 del sello especializado en autoedición Punto Rojo, ha asegurado que se han tomado la publicación y comercialización de este cuento infantil como un «experimento», convencido de que «jamás la inteligencia artificial podrá sustituir la creatividad de un ser humano».

«La inteligencia artificial puede ser un apoyo muy importante para los creadores, un apoyo creativo para una situación puntual de bloqueo mental», ha señalado Parrilla, quien ha incidido en la utilidad de estas herramientas para apoyar el desarrollo de guiones o líneas argumentales, sobre todo en el caso de dudas sobre la continuidad por un lado o por otro.

Parrilla, que como director de Gunis ha editado ya casi quinientos títulos de cuentos infantiles, con una media anual de unos 150 en los casi cuatro años de existencia de este sello, ha explicado que una de las exigencias que puso a ChatGPT a la hora de componer «La amistad de Pepe y Piolín» fue que el texto incluyera valores educativos, como los que suelen distinguir la literatura infantil, para sus futuros lectores.

Una vez que se dispuso del texto completo del cuento y se comprobó que funcionaba como tal relato infantil no carente de valores educativos, se pidieron a Dall-E las ilustraciones en color que lo acompañan en cada una de las páginas de la edición en papel, naturalmente acordes con la acción del cuento.

La publicación está siendo distribuida a partir de esta misma semana y la editorial aún no dispone de datos sobre su aceptación por parte de librerías y demanda entre el público habitual de literatura infantil.

Además de Gunis y Punto Rojo, Parrilla es fundador y director del sello Alma Mater, dedicado a la autoedición en el ámbito universitario para trabajos de carácter académico.