¿Cómo conservar los idiomas en un cerebro políglota cuando se opera un tumor?

En la cirugía despierta el paciente va haciendo test concretos relacionados con el lenguaje a la vez que se estimulan las diferentes regiones del cerebro

0
1047
l neurocirujano Jesús Martín-Fernández (d) (EFE/Ramón de la Rocha).

Ana Santana (EFE) | ¿Cómo se pueden conservar los diferentes idiomas que hablan las personas políglotas cuando tienen que someterse a una cirugía por un tumor cerebral?. El neurocirujano Jesús Martín-Fernández da la respuesta: operando al paciente mientras está despierto y examinando qué regiones cerebrales corresponden a cada una de las lenguas en las que se expresa.

Jesús Martín-Fernández es neurocirujano del Hospital Universitario de Nuestra Señora de La Candelaria, en Tenerife, además de compositor, y obtuvo repercusión mundial el año pasado por su investigación publicada en «Neuroscience» sobre cómo los distintos estilos musicales activan el cerebro, y en concreto, cómo el reguetón era el que más activa algunas de las zonas implicadas en la enfermedad de Parkinson.

Ahora Martín-Fernández ha publicado un artículo en la revista científica internacional «Brain Sciences» titulado «Mapeo intraoperatorio en pacientes multilingües: ¿qué sabemos y hacia dónde vamos?», y que ha realizado junto a los neurocirujanos Alejandro Fernández Coello y Andreu Gabarrós, del Hospital Universitari de Bellvitge y pioneros en la cirugía despierta en España.

«Hemos tratado de responder a los enigmas del multilingüismo haciendo una revisión extensa de toda la literatura científica y aportando la experiencia de los casos intervenidos por este equipo con el que he tenido la oportunidad de formarme, con Alejandro Fernández-Coello y Andreu Gabarrós a la cabeza, referentes de la cirugía despierta en tumores cerebrales en España», detalla Martín-Fernández en una entrevista a EFE.

Desde que a finales de los años 90 del pasado siglo se comenzase a operar mediante la técnica de la cirugía despierta a pacientes multilingües con tumores cerebrales o epilepsia sin respuesta a tratamiento médico, ha permanecido incierto el enigma de cómo un solo cerebro puede gestionar los diferentes lenguajes o cómo se distribuyen a lo largo de nuestro cerebro.

La cirugía despierta es un procedimiento durante el cual el paciente va haciendo test concretos relacionados con el lenguaje a la vez que se estimulan las diferentes regiones del cerebro.

«Cuando aplicamos el estímulo eléctrico, es como si generáramos una lesión virtual y transitoria de esa zona concreta dándonos la información de que, si el paciente en ese instante deja de ser capaz de continuar entendiendo o hablando ese idioma, esa región es esencial, y por tanto, debe respetarse para que no pierda sus lenguajes», detalla el neurocirujano.

Dado que más del 50 % de la población es multilingüe, es decir, que habla con fluidez dos o más idiomas, «nos parecía interesante tratar de responder a las preguntas más importantes que han permanecido sin respuesta acerca del fenómeno del multilingüismo, uno de los más complejos que acontecen en nuestro cerebro».

Este grupo de neurocirujanos españoles concluye que existen diferentes zonas del cerebro para cada uno de los idiomas aunque también hay algunas regiones donde coexisten diferentes lenguas, y esta disposición es muy variable entre cada persona.

A este respecto, algunos estudios de cirugía despierta muestran que aquellos idiomas que se aprenden antes de los 6-7 años tienden a coexistir en las mismas regiones (solapamiento), mientras que los idiomas que se aprenden después de esa edad están organizados de una forma más dispersa.

Otro aspecto fundamental que ha sido investigado en este artículo es la habilidad para cambiar voluntariamente y sin esfuerzo de un idioma a otro, así como para mantenerlo sin sufrir interferencias de los otros lenguajes. A este fenómeno se le denomina «switching», y sus bases neuronales han sido poco estudiadas.