Confunde a su hijo con un borracho en Halloween y lo mete en la cama

La noche de Halloween es habitual el uso de máscaras y maquillajes que nos pueden hacer irreconocible a una persona a la que vemos a diario

0
4665
Entre la borrachera del muchacho y el despiste de la madre... ¡Cualquier cosa podría haber pasado!

Lo de ir disfrazado puede provocar no solo confusiones embarazosas, sino hasta problemas. La noche de Halloween es habitual el uso de máscaras y maquillajes que nos pueden hacer irreconocible a una persona a la que vemos a diario.

Es lo que le sucedió a Juliet Jarvis, una británica el domingo pasado por la mañana se llevó una enorme sorpresa cuando vio que el hombre que ella pensaba que era su hijo, era un completo desconocido.

Según ha publicado el rotativo británico The Sun, la mujer se despertó la madrugada del domingo a las 04:30 horas pensando que quien había llegado a casa era su hijo Stewart, que había acudido a una fiesta temática de Halloween. Pero se trataba de un desconocido, un joven de 29 años llamado Marc Campfield, con la cara pintada de calavera, quien se había metido en estado de embriaguez en la casa y se había quedado dormido en la habitación de invitados.

Face sorted for tonight 💀👻☠️ #halloween #farnham #gymking

A post shared by Marc Campfield (@marccampfield) on

 

Cuando Juliet lo vio, le puso un edredón y le dio una almohada. “Me dio las gracias y pensé que Stewart no era tan educado” dijo la mujer. Cuando se despertó por la mañana, se dio cuenta de que su hijo no era su hijo. Marc se metió en su casa tras emborracharse y ser expulsado de un club la noche anterior. Vivía lejos del lugar, así que, presumiblemente, cansado de andar descalzo, completamente embarrado y sin rumbo, decidió saltar la valla de la casa de Jarvis y dormir ahí.

 

image_pdfimage_print

Dejar respuesta