La contaminación atmosférica es responsable de 180.000 muertes en exceso en las ciudades tropicales

El aumento del número de personas que mueren prematuramente por exposición a la contaminación atmosférica fue mayor en las ciudades del sur de Asia

0
1293
Contaminación (Foto-Rabe en Pixabay).

EP | Un equipo internacional de científicos se propuso subsanar las lagunas de datos sobre la calidad del aire de 46 megaciudades futuras de África, Asia y Oriente Medio utilizando observaciones espaciales de instrumentos a bordo de satélites de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) para el periodo 2005-2018 y ha comprobado que la contaminación atmosférica es responsable de 180.000 muertes en exceso en las ciudades tropicales.

El estudio, publicado en la revista Science Advances, revela una rápida degradación de la calidad del aire y un aumento de la exposición urbana a contaminantes atmosféricos peligrosos para la salud.

En todas las ciudades, los autores descubrieron aumentos anuales significativos de contaminantes directamente peligrosos para la salud de hasta un 14% en el caso del dióxido de nitrógeno (NO2) y de hasta un 8% en el de las partículas finas (PM2,5), así como aumentos de los precursores de las PM2,5 de hasta un 12% en el caso del amoníaco y de hasta un 11% en el de los compuestos orgánicos volátiles reactivos.

Los investigadores atribuyeron esta rápida degradación de la calidad del aire a las industrias emergentes y a fuentes residenciales como el tráfico rodado, la quema de residuos y el uso generalizado de carbón vegetal y leña.

El autor principal, el doctor Karn Vohra, profesor de Geografía de la University College de Londres (UCL), que realizó el estudio como estudiante de doctorado en la Universidad de Birmingham, señala que «la quema de biomasa a cielo abierto para el desbroce de tierras y la eliminación de residuos agrícolas ha dominado en el pasado de forma abrumadora la contaminación atmosférica en los trópicos».

«Nuestro análisis sugiere que estamos entrando en una nueva era de contaminación atmosférica en estas ciudades, ya que algunas experimentan índices de degradación en un año que otras ciudades experimentan en una década», subraya.

Los científicos también descubrieron aumentos de 1,5 a 4 veces en la exposición de la población urbana a la contaminación atmosférica durante el periodo de estudio en 40 de las 46 ciudades en el caso del NO2 y en 33 de las 46 ciudades en el caso de las PM2,5, causados por una combinación de crecimiento de la población y rápido deterioro de la calidad del aire.

Según el estudio, el aumento del número de personas que mueren prematuramente por exposición a la contaminación atmosférica fue mayor en las ciudades del sur de Asia, en particular en Dhaka (Bangladesh) (con un total de 24.000 personas), y en las ciudades indias de Mumbai, Bangalore, Calcuta, Hyderabad, Chennai, Surat, Pune y Ahmedabad (con un total de 100.000 personas).

Los investigadores afirman que, aunque el número de muertes en las ciudades tropicales de África es actualmente menor debido a las recientes mejoras en la asistencia sanitaria en todo el continente, que han dado lugar a un descenso de la mortalidad prematura general, los peores efectos de la contaminación atmosférica sobre la salud se producirán probablemente en las próximas décadas.

La coautora del estudio, la doctora Eloise Marais, también de la UCL, recuerda que se sigue trasladando la contaminación atmosférica de una región a otra, «en lugar de aprender de los errores del pasado y garantizar que la rápida industrialización y el desarrollo económico no perjudiquen la salud pública. Esperamos que nuestros resultados incentiven la acción preventiva en los trópicos», señala.

Las ciudades analizadas en el estudio son: en África, Abiyán, Abuja, Addis Abeba, Antananarivo, Bamako, Blantyre, Conakry, Dakar, Dar es Salaam, Ibadán, Kaduna, Kampala, Kano, Jartum, Kigali, Kinshasa, Lagos, Lilongwe, Luanda, Lubumbashi, Lusaka, Mombasa, Yamena, Nairobi, Niamey y Uagadugú.

En el sur de Asia, Ahmedabad, Bangalore, Chennai, Chittagong, Dhaka, Hyderabad, Karachi, Kolkata, Mumbai, Pune y Surat; en el Sudeste Asiático, Bangkok, Hanoi, Ciudad de Ho Chi Minh, Yakarta, Manila, Phnom Penh y Yangon, y en Oriente Medio, Riyadh y Sana’a.