Corre un kilómetro con una bomba en las manos para alejarla de unos niños

Llegó a un colegio alertado tras encontrarse en el patio un objeto extraño que resultó ser una bomba y al no haber artificieros cerca la alejó corriendo

1
2390

Un policía indio corrió un kilómetro con una bomba activa en las manos para alejarla de unos niños ¡vaya héroe!

Abhishek Patel, que así se llama este policía de 40 años, llegó a un colegio alertado por sus responsables tras encontrar un objeto extraño en el patio. Al examinarlo detectó que se trabaja de una bomba y actuó de inmediato.

Avisó a los artificieros, pero no había un equipo disponible para actuar en ese momento, así que decidió coger la bomba, de unos 10 kilos, y llevarla a una distancia prudencial para garantizar la seguridad de los niños.

Patel no dudó en agarrar el artefacto y salir huyendo para alejarlo de los 400 escolares que se encontraban en el lugar del hallazgo. Ahora no para de recibir felicitaciones por su valor e incluso ha sido gratificado y no es para menos.

«Como se trataba de una zona residencial y un recinto escolar, mi único objetivo era llevar la bomba lo más lejos posible de allí», dijo el oficial a los medios locales cuando se interesaron por lo sucedido. Patel explicó que durante sus prácticas había aprendido que una bomba de ese tamaño dañaría unos 500 metros a la redonda si llegase a explotar.

El artefacto no explotó durante el traslado y horas más tarde llegaron los especialistas para detonarlo de forma controlada.

Ahora se investiga cómo demonios llegó la bomba al patio de una escuela porque, además, resulta que se trata de un modelo del ejército.

image_pdfimage_print

1 Comentario

Dejar respuesta