Un cura italiano cobrará un impuesto a las novias que enseñan de más

Propone cobrar un euro por cada centímetro de escote más abajo de la línea de la clavícula. El cura dice: Quien quiera exhibirse, que se case por lo civil

0
2604

Toda la prensa italiana (y fuera de ese país) se hace eco ya de la propuesta de un cura veneciano. Cristiano Bobbo es párroco de Oriago e Ca’Sabbioni y ha lanzado una propuesta tan polémica que está dando la vuelta al mundo. Quiere imponer una tasa a las novias que lleguen al altar con un vestido demasiado llamativo o demasiado escotado.

Según recoge ABC, entre otros medios, será un impuesto progresivo: Se cobrará un euro por cada centímetro de escote más abajo de la línea de la clavícula. La idea surge de la irritación de don Cristiano al verse obligado a celebrar bodas en las que la novia olvida, según el párroco, «la sencillez y el buen gusto», dejándose llevar por «las deformaciones de la moda, que hoy parece imponer modelos que aman recrearse en experiencias posiblemente desviadas y desbordantes».

La innovadora, o retrógrada según se mire, idea, la soltó este cura en el informativo «La Voz de la Riviera» en el que participa semanalmente. Y tras abrirse el debate, el obispo de Asís, Domenico Sorrentino ha coincidido con su teoría. Ambos parecen tenerlo muy claro: Quien quiera exhibirse, que se case por lo civil.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta