Le dan dos días de permiso para que cuide a su perro enfermo

¿Tienes mascota? ¿pedirías permiso en el trabajo para cuidarla si enferma? El debate está abierto debido al caso de una italiana, que ha conseguido dos días libres para cuidar a su perro.

Se trata de la bibliotecaria de la Universidad de La Sapienza, que en principio recibió una negativa como respuesta, pero luego logró su propósito.

Una vez puesta en contacto con una protectora de animales para pedir consejo, la mujer volvió a solicitar el permiso basándose en sentencias del Tribunal Supremo, que había llegado a establecer penas de cárcel e importantes multas por abandono animal. Así, explicando que no podía abandonar a su querido amigo canino, le dieron la razón.

Ella entendía que debía cuidar al perro, recién operado, y que no hacerlo podría suponer tanto la muerte del animal como una dura sanción a ella misma. Y, además, quería hacerlo sin hacer uso de los dos días que le quedaban de vacaciones, sino acogiéndose al derecho que tendría en caso de que el enfermo fuese un familiar directo.

«Esta sentencia es la comprobación de que los animales también forman parte de las familias», dijeron luego los abogados que la habían aconsejado.