Detenido por no devolver una película que alquiló hace catorce años

El estadounidense James Meyers fue arrestado e incluso encarcelado unas horas por no haber devuelto la película 'Freddy el Colgao', que alquiló en 2002

0
1775
El detenido contó su historia en la tele

¿Alguna vez dejaste sin devolver una película al videoclub? Pues ten cuidado porque quizás te detenga la policía. No, no exageramos porque eso es justo lo que le ocurrió al estadounidense James Meyers, que fue arrestado y citado posteriormente en los juzgados por no haber devuelto una cinta de VHS que alquiló ¡hace catorce años!

Si la historia ya te está pareciendo surrealista, añadiremos un dato más: la película en cuestión era ‘Freddy el Colgao’ (2001), sin duda una cinta de lo más absurda.

El videoclub le prestó la película a Meyers en 2002 y cerró hace una década, pero la denuncia que su propietario cursó contra el «ladrón» seguía en vigor y desencadenó la curiosa situación.

'Freddy el Colgao', un peliculón
‘Freddy el Colgao’, un peliculón

Meyers llevaba a su hija al colegio cuando un coche de policía le ordenó detener su marcha. En principio, únicamente iban a comunicarle que tenía fundida una de sus luces de freno, pero al requerirle la documentación el agente comprobó que sobre el infractor pesaba una orden de arresto desde hacía catorce años.

«Me permitieron llevar a mi hija a la escuela e ir a trabajar, pero con la obligación de encontrar a una niñera y luego entregarme», explicó el atónito detenido, que agradeció a la policía haberle permitido al menos vivir su día de padre soltero con normalidad.

Se le acusa de «no devolución de una propiedad contratada» y por ello fue incluso trasladado a una cárcel cercana, de la que pudo salir tras firmar un documento asegurando que se presentaría en el juzgado un mes más tarde.

Tanto circuló la historia por las redes sociales que hasta el director de la película, Tom Green, llamó a Meyers desde Australia para mostrarle su incredulidad y su apoyo. «Comenzó a cantarme por teléfono y fue muy simpático, me pidió que le mantuviera informado», cuenta el detenido, que jamás pensó las consecuencias que tendría no devolver una cinta de la que hace años perdió la pista: «no tengo ni idea de dónde estará».

image_pdfimage_print

Dejar respuesta