Detienen a tres jóvenes por bailar reguetón egipcio en una mezquita

En el vídeo solo aparece un adolescente bailando, saltando y playback de una conocida canción del género 'mahraganat', una especie de reguetón local

0
753

EFE – Las autoridades de Egipto han detenido a tres jóvenes de manera preventiva después de que publicaran en la aplicación TikTok un vídeo en el que uno de ellos aparecía bailando y haciendo ‘playback’ con un micrófono, al ritmo de reguetón egipcio, dentro de una mezquita en el este de El Cairo.

Los jóvenes fueron detenidos por orden de la Fiscalía General, que les acusó de «cantar dentro de una mezquita con un altavoz y realizar movimientos de baile», según un comunicado del Ministerio Público publicado en Facebook.

Según la nota, la Unidad de Monitoreo y Análisis de la oficina del fiscal general recibió el vídeo, que fue subido a TikTok, y ordenó a la Policía identificar a los responsables, que han sido acusados de «sembrar la percepción de que los servicios de seguridad son débiles en el desempeño de su trabajo» y de «provocar la ira de los ciudadanos«.

En el vídeo tan solo aparece un adolescente bailando, saltando y haciendo ver que canta una conocida canción del género ‘mahraganat‘, una especie de reguetón local muy popular y considerada también «ofensiva» por las autoridades, puesto que en sus letras se tratan temas tabú en Egipto como el sexo, las drogas o el alcohol.

Los otros dos jóvenes fueron detenidos por «grabar» y «difundir el videoclip en las redes sociales», respectivamente, según el comunicado de la Fiscalía.

Las autoridades interrogaron al joven que aparecía bailando, que se trata de uno de los obreros que trabajan en la construcción de dicha mezquita, ubicada en el área de Al Marj, en el este de El Cairo.

Según la versión de la Fiscalía, el acusado alegó que lo hizo «para divertirse», pero que su intención no era subir el vídeo en las redes sociales y que éste fue tomado «sin consentimiento» por otro de los compañeros, que posteriormente lo publicó.

En Egipto, un país de mayoría musulmana y muy conservador, se considera una ofensa a la religión cantar, bailar o realizar otras actividades no relacionadas con la oración dentro de las mezquitas.