Diez partidos de sanción por meterle un dedo en el culo a otro jugador

Tras el partido entre el Huddersfield y los Dragons Catalans, un jugador denunció que Kenny Edwards le había metido el dedo en su ano

0
526

El delantero del Huddersfield, Kenny Edwards, ha sido sancionado con 10 partidos sin jugar por meter el dedo en el culo de un oponente durante un partido de rugby.

El neozelandés fue denunciado por el árbitro Ben Thaler durante la derrota en casa de los Huddersfield Giants por 50-12 ante los Catalans Dragons el pasado jueves tras una denuncia presentada por el pilar de los Dragons, Sam Kasiano.

Edwards fue acusado por el panel de revisión de partidos de la Rugby Football League (, el organismo rector de la liga de rugby profesional en Inglaterra), con una infracción de grado F, la más grave disponible, por «un comportamiento contrario» y remitió a un tribunal independiente, que dictó el castigo tras una audiencia el miércoles por la noche.

Según relata The Guardian, Edwards se declaró culpable del cargo y también recibió una multa de 500 libras.

Tras lo ocurrido, las redes se llenaron de memes.

 

UN COMPORTAMIENTO ¿HABITUAL? EN EL RUGBY

El rematador Joel Tomkins fue suspendido por ocho partidos por una infracción similar el año pasado, mientras que los extremos Tommy Makinson de St Helens y Tom Linehan de Warrington fueron suspendidos por cinco y ocho partidos respectivamente por agarrar los testículos de sus oponentes.

 

image_pdfimage_print

Dejar respuesta