Abaten a un perro en un aeropuerto de Nueva Zelanda

Grizz, pastor escocés de 10 meses, era entrenado para detectar explosivos. Corrió hacia la pista del aeropuerto y estuvo allí tres horas

0
2576

EFE- La Policía de Nueva Zelanda ha abatido hoy a tiros un perro de seguridad del aeropuerto de Auckland que había escapado hacia la pista de despegue y provocado retrasos en varios vuelos, según informa la prensa local.

El perro, un pastor escocés de 10 meses llamado Grizz y que estaba siendo entrenado en la detección de explosivos, salió corriendo hacia la pista donde estuvo unas tres horas pese a los intentos del personal de seguridad del aeropuerto para recuperarlo.

La compañía encargada de la seguridad, Avsec, indicó que Grizz «se asustó» cuando intentaban subirlo de madrugada a un vehículo y que cuando lo encontraron en la pista no dejaba que nadie se le acercara, según la televisión TV3.

Avsec dijo que «lo intentaron todo» para recuperarlo, incluido comida, juguetes y otros perros.

La dirección del aeropuerto optó por ordenar a la Policía que abatiera al perro después de que su huida hubiera causado retrasos en dieciséis vuelos nacionales e internacionales.

Los perros de seguridad de Avsec están especializados en la detección de explosivos y su entrenamiento puede costar hasta unos 70.000 dólares (65.000 euros).

Valora este artículo

image_pdfimage_print

Dejar respuesta