Un dispensador humano: la cara más racista y explotadora de una de las empresas más poderosas del planeta

0
1757

Saudi Aramco, una de las empresas más poderosas del planeta, ha tenido que pedir disculpas después de que se viralizara en Twitter las imágenes de un trabajador extranjero de la petrolera de Arabia Saudí disfrazado de dispensador de desinfectante

El trabajador, como se puede ver en las imágenes, estaba en el vestíbulo de la sede del gigante petrolero, ataviado con una mascarilla y portando una caja con las palabras «desinfectante de manos» escritas en ella, así como un dispensador real, para evitar la propagación del coronavirus.

Las redes no tardaron en criticar dicha estampa. Las imágenes fueron tachadas de explotadoras y racistas, siendo otro ejemplo de abuso laboral en el país asiático. Como respuesta, Saudi Aramco ha emitido un comunicado en el que pide disculpas —sin mencionar al trabajador— y asegura que la dirección no conocía esta práctica ni la había aprobado.

«La compañía ha puesto fin inmediatamente a esta acción y ha tomado medidas drásticas para evitar que vuelva a suceder», indica la petrolera, al mismo tiempo que recuerda su compromiso de aumentar la concienciación sobre el coronavirus entre sus trabajadores.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta