Dos jetas se niegan a pagar 4.000 euros de cena y acaban detenidos

Pidieron dos botellitas de vino de 1.950 eurazos cada una. La cena les debió sentar fatal, porque al final acabaron detenidos por la policía

0
1222
Lo peor de todo es que la pareja de italianos igual ni supo valorar las botellas que se estaba bebiendo. EP

Un ‘sin-pa’ de película quisieron hacer un par de jetas italianos, pero les salió el tiro por la culata y acabaron entre rejas.

Eran solo dos, pero se quisieron ir sin pagar la cuenta de una cena que se habían comido (o mejor dicho pimplado) en el restaurante de un hotel del sur de Gran Canaria. La feliz pareja había pedido dos botellas de vino de alta calidad (del caro, carísimo, vaya). De hecho, cada botella costaba en el restaurante ¡1.950 euros!

No debían tener bastante alcohol para bajarles el sofoco que les tuvo que entrar cuando les presentaron la cuenta. Ellos, echando un morro inverosímil, se negaron a pagarla porque decían que no eran los vinos que habían pedido.

La alegría del vino que posiblemente se les había subido a la cabeza debió bajar de sopetón, porque del restaurante llamaron a la Policía Nacional, que no tardó en plantarse allí y detenerlos.

Estos jetas, pero posiblemente excelentes sumilleres, son dos italianos de 34 y 43 años a quienes se les detuvo por un presunto delito de estafa.

 

 

Dos jetas se niegan a pagar 4.000 euros de cena y acaban detenidos
4.5 (90%) 2 votos

Dejar respuesta